Incertidumbre ante los cambios de instalaciones

Por: Alfonso Ortega Mantecón / Foto: AOM

la foto

Las disposiciones tomadas últimamente en lo referente a la modificación de las instalaciones de la Universidad Panamericana (UP) –campus Distrito Federal– han originado una variedad de opiniones de la comunidad universitaria. Varios profesores, directivos y encargados de área se vieron afectados por el traslado de sus oficinas a las instalaciones provisionales en la calle de Donatello en la colonia Insurgentes Mixcoac de esta capital. Aún no se ha anunciado una fecha exacta para la culminación de la construcción, pero se espera que no sea mayor a un año.

El predio que se encuentra en la calle de Goya fue vendido y pronto se eliminarán de las instalaciones cualquier indicio que indique que alguna vez perteneció a la UP. Asimismo, ante la necesidad de nuevos espacios educativos, oficinas y laboratorios se comenzó a construir hace unos cuantos meses en las instalaciones ubicadas en Valencia lo que será el nuevo edificio. En él se encontrarán los laboratorios de comunicación, salones y además se ubicará ahí el edificio del ESDAI (Escuela de Administración de Instituciones), de la misma universidad.

El desalojo de las instalaciones de Valencia no fue sencillo. Claudia Ivett Romero, encargada de relaciones públicas de esta institución, asegura que el hecho de que ocurrió a final de semestre complicó el proceso. Todos los profesores y administrativos pudieron ser reubicados en nuevas oficinas –algunos fueron beneficiados ya que sus nuevos recintos de trabajo resultaron más grandes que los anteriores– sin problema alguno.

La mudanza resultó problemática debido a retrasos en el horario e incluso algunos objetos se extraviaron en el proceso. Pese a que la noticia del futuro cambio de instalaciones llegó a los empleados de la UP desde noviembre del año pasado el cambio resultó muy precipitado. Algunos profesores –entre ellos Claudia Romero– aún no se han adaptado por completo a su nuevo lugar de trabajo.

Las opiniones son diversas acerca de los cambios en las instalaciones de la UP.  Según Claudia Romero, algunos miembros de la comunidad esperan con ansias la inauguración del nuevo edificio en Valencia. Otros contemplaron con tristeza cómo el jardín ubicado en Goya fue destruido. Con la desaparición de este jardín se perdió un espacio de tranquilidad donde los alumnos podían estudiar.

El día 10 de junio del presente año se envió un mensaje electrónico a la comunidad de la universidad para informar que la Ermita sería instalada en un extremo del jardín central debido a la construcción que se lleva a cabo en Valencia. Actualmente los pasillos del recinto educativo muestran los indicios de la obra que se está llevando a cabo dentro de sus muros. Pequeñas grúas, acumulaciones de tierra y tablas de madera contrastan fuertemente con el área verde que siempre había caracterizado a la Universidad Panamericana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s