Taxis rosas con negra historia

taxiRosaMexicoPuebla2

 

Por Brenda Forment / foto: blogvecindad.com

 

Los taxis rosas, que ahora circulan por diferentes ciudades de México, no tienen un pasado del mismo color de su carrocería, pues toda su historia se enturbia por sus malos comienzos y su pésima organización, además de que los requisitos que las distintas secretarías de transportes promovieron, que los taxis tendrían, son sólo un sueño más que se quedan en palabras.

 

Los taxis rosas comenzaron a recorrer México en el estado de Puebla con tan solo 35 unidades. Estos femeninos taxis contarían con sistema de localizador satelital, un kit de belleza  y un botón de pánico; casi un año más tarde, la Ciudad de México implementó este mismo programa bajo la dirección de Graciela Barrios —curiosamente hija de la ex lideresa de comerciantes en el Centro Histórico, Alejandra Barrios, quien ahora preside la Asociación Legítima Cívica Comercial— contando con 100 unidades. Después de dos años Cancún y Oaxaca se les unieron al proyecto.

 

No pasaron ni siquiera seis meses para que la implementación de taxis rosados fuera un total fracaso, pues en el año 2012, Oaxaca reportó que circulaban taxis falsos y sin contar con permisos ni concesiones, pero éstos fueron puestos en marcha por la ex priista Karla Barón, quien mantenía relaciones políticas con el senador de la alianza política Movimiento Progresista, Benjamín Robles Montoya.

 

Éste no ha sido el único caso sobre taxis falsos, ya que en el Estado de México se reportó que circulaban este tipo de vehículos en partes de Toluca. Estos autos, además de no contar con los permisos requeridos para andar, eran manejados por hombres, situación que provocó descontento porque supuestamente ningún taxi rosa podía ser conducido por hombres; este lío lo resolvió el Secretario de Transporte Estatal de Toluca, Jaime Humberto Barrera, diciendo que gracias a la falta de mujeres taxistas, los hombres manejaban y daban servicio.

 

El Secretario de Transporte en el Estado de México, Ismael Ordóñez, mencionaba, en el año 2012, que el estado contaba con muchos taxis falsos, que no tenían permisos ni estaban concesionados e incluso muchos eran simplemente pintados de rosa y con esa característica daban servicio sin siquiera pertenecer al programa.

 

Centrándonos en el Distrito Federal, el rosado proyecto fracasó rotundamente porque los taxis no han sido vistos o utilizados por casi ninguna mujer del DF; lo que sucede es que estos taxis eran en un principio 100, pero las dueñas que los manejaban no tenían dónde guardarlos, así que la mayoría fueron almacenados en un corralón cerca de Ciudad Universitaria, aproximadamente se guardaron 68 taxis rosas y sólo 30 eran manejados.

 

A pesar de estos tristes acontecimientos, otra muestra de pésima organización fue que los taxis no tienen una base fija, supuestamente sus únicas bases están en la Colonia roma, en Santa Fe, en la Condesa y el Centro Histórico.

 

Pese a los inconvenientes, aún surgen nuevos taxis rosados en diferentes ciudades de México como Torreón, Cuernavaca, Zacatecas, León, Ciudad Juárez y recientemente Querétaro; todo esto gracias a lideresas de diferentes sindicatos que apoyan a mujeres desempleadas, pero detrás de esta dulce causa se esconde una impunidad terrible, que promueve el uso de taxis “piratas” y de incumplimiento esencial del proyecto, sólo queda esperar a ver si esta maravillosa idea, que funciona en Nueva York, Moscú, Dubái y Londres, crezca de una forma más justa y responsable.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s