Obama, un presidente de confianza

Por: Anahid Nevart Bernal Narinian/ Foto cortesía de: www.lasnoticiasmexico.com

Barack Obama pierde popularidad

Con 45 por ciento de popularidad entre los estadounidenses, Barack Obama, presidente de los Estados Unidos pierde el nivel de apoyo que tenía por parte de más de la mitad de la población de su país y muestra que a pesar de ser mandatario en busca de conservar  los intereses de su gente, no ha sido capaz de conservar la confianza de los mismos.

Obama presentó en el transcurso de los últimos días una baja en su nivel de popularidad con un total de ocho puntos por debajo de su tasa de aprobación inicial, con esto demuestra  la decadencia de su política a lo largo de los años y la respuesta negativa del público ante sus actuales  propuestas.

A inicios de su mandato en 2008, Obama presentaba una aceptación entre los estadounidenses de aproximadamente 50 por ciento, como resultado de su campaña basada en honestidad y confianza que lo llevó a posicionarse como dirigente del país.

Pero ¿a qué se debe la baja aprobación que ha tenido? Desde la Ley de Arizona en 2010, hasta su reelección el año pasado y su actual escándalo sobre la vigilancia excesiva en Estados Unidos, el presidente ha ido perdiendo la confianza que las personas tenían en él, haciendo que su popularidad caiga gradualmente hasta un 45 por ciento dentro de los habitantes, especialmente del sector joven de la población (menores de 30 años), según informes de la ORC Internacional.

Si bien, el gobierno de Obama ha propuesto mejorar el país en cuanto a condiciones de vida y relaciones exteriores, ahora parece estar dejando de lado su cercanía con los ciudadanos. Se ha dedicado a lo largo de su mandato a crear una imagen que aluda a los intereses de la población y lo visualice como una persona cercana no sólo a la gente, sino también a sus necesidades y preocupaciones, pero vemos que esto no ha sido suficiente para mantener su posición.

En los últimos meses la cantidad de críticas hacia su gobierno han aumentado considerablemente, así como la inconformidad con sus decisiones, pero no podemos dejar de lado que sigue siendo significativo el número de personas que aún continúan apoyando al presidente.

Podemos detenernos un segundo a revisar la profundidad de las acciones que también lo llevaron a la reelección y a la victoria de su campaña, como el apoyo a investigaciones en el ámbito de salud, el retirar las tropas de Irak y su reciente reforma migratoria, permiten que consideremos a Barack Obama como un presidente que más allá de preocuparse por sus habitantes, lo hace también por sus relaciones internacionales y la estabilidad de su país.

Su decreciente aceptación de los estadounidenses no es tanto para alarmarse, pero sí representa una falta de apoyo por parte de sus seguidores, que seguramente termine por llevarlo a tomar acciones que lo ayuden a reposicionar su popularidad y a ganarse nuevamente la honestidad y confianza con la cual se le identificaba.

Sin embargo, la pregunta que debemos plantearnos es si realmente podrá el presidente recuperarse del todo ante esta situación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s