El vocero del planeta se calla ante un dragón chino

La organización ecológica con más alcance en el mundo, se ve corrompida por intereses económicos y políticos dejando a un lado su mayor objetivo: el cuidado de medio ambiente

Por Brenda Forment/ foto http://nocreemos.blogspot.mx/

Greenpeace es una organización dedicada a defender y proteger al medio ambiente de la mano del hombre. Fue creada en 1971 en Vancouver, Canadá; esta institución tiene varias sedes en diferentes países,  encargadas de resolver los distintos tipos de problemas ambientales que se presenten en el país en el que se encuentren.

Existe una sede en México, que responde ante problemas ecológicos, pero resuelve estos inconvenientes de manera injusta, tardía y a veces preferencial; algunas de sus resoluciones se ven corrompidas por el gobierno mexicano e intereses privados, haciendo de esta organización una falsedad enorme, que esconde tras sus buenas causas mentiras, que no ayudan a controlar los problemas ambientales.

Greenpeace México, ha dedicado demasiados esfuerzos a la resolución de problemas menores e incluso a problemáticas internacionales, gastando y dedicando meses en contra de situaciones poco convencionales para todos. Un caso de esto fue el derretimiento del Ártico; Greenpeace culpaba principalmente a los petroleros por hacer perforaciones y a Estados Unidos, se le decía el mayor responsable de perforar los glaciares, para la búsqueda del petróleo.

Habiendo problemas más graves, Greenpeace México tardó alrededor de cinco meses en quejarse sobre la contaminación de ríos, la cual provenía del lavado de las ropas que vendían marcas como: Zara, Levis, Benneton  y otros. Este proyecto se llevó a cabo bajo el nombre de DETOX; resultó en que pocas marcas dejaron de intoxicar ríos y de utilizar materiales nocivos para la producción de ropa.

El 22 de marzo del 2011, se presentó un proyecto chino llamado Dragon Mart, el cual es una construcción de alrededor  100 hectáreas de superficie en Cancún, que según Hao Feng —presidente de la empresa Chinamex, es una distribuidora de productos chinos de manera legal— será la plataforma más grande de exportación en productos chinos, esto de acuerdo a la rueda de prensa en la presentación del proyecto en Cancún.

Este proyecto fue firmado y aprobado por el entonces gobernador de Quintana Roo, Félix González Canto. En el contrato firmado, se aclaraba que el Dragon Mart contaría con la disminución en el pago de derechos de registro ante el Registro Público de la Propiedad y el Comercio, derechos del uso de agua, uso de alcantarillado y predial, así como las prestaciones de facilitaciones para la construcción del sitio de comercio.

 Hao Feng, prometió que habría 5 mil empleos —sólo para personas con nacionalidad china— y que en el recinto vivirán  2,500 chinos que darán servicio en el centro comercial, además de que habitarán  4,000 viviendas y contarán con sus propias leyes. En poco tiempo, las protestas se levantaron por parte de diferentes organizaciones ecológicas y de los residentes de Cancún, aclarando que este recinto comercial acabaría con empleos de la zona, turismo y zonas naturales protegidas. Lo más curioso, es que la organización ecológica más importante en el mundo, Greenpeace, no alzó la voz para nada.

En las páginas oficiales de Greenpeace no aparecía ninguna nota sobre este grave problema; algunos usuarios de Facebook pusieron comentarios en la página oficial de Greenpeace México, preguntando por el Dragon Mart y pidiendo se cancelara su construcción. Lamentablemente Greenpeace no hizo nada y jamás respondió como se debía ante los cuestionamientos del público, sólo se limitaba a poner comentarios, en las redes sociales, como este: “Estamos revisando el caso, en cuanto tengamos algo se los informaremos de inmediato”, pero hasta la fecha no han publicado nada del proyecto, que por cierto ya fue aceptado.

El proyecto sigue defendiéndose ante los reclamos de las personas, pero de todos modos ya tiene la aprobación del gobierno y el silencio de Greenpeace México, que resultó ser callado por intereses políticos y económicos, dejando a un lado la importancia del medio ambiente y la vida silvestre de Cancún, el cual, su selva es uno de los pulmones ecológicos más importantes en México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s