Les patearon las “bolas”

Por: Sara Buzali Soto/ Foto: http://www.elcomercio.com

Espana-Villa-Tahiti-Fotos-EFE_ECMIMA20130620_0103_4

David Villa presumiendo goles.

Este jueves, en el estadio Maracaná, España venció a Tahití 10-0 y logró la mayor goleada en la historia de la FIFA, superando el juego de Hungría con El Salvador, cuyo marcador quedó 10-1 en 1982.

Durante el partido se mostró una diferencia futbolística abismal entre las dos selecciones y esto fue muy notorio. Por un lado, España ha sido campeón del mundo y tiene a los mejores jugadores de la historia; por otro, Tahití solo cuenta con un jugador profesional: Vahirua.
Del Bosque, director técnico de España, decidió dejar en la alineación a la mayoría de los suplentes: Reina, Monreal, S. Ramos, Albiol, Apilicueta, Silva, J. Martínez, Cazorla, Villa, Torres y Mata.

En el encuentro hubo cuatro goles de Fernando Torres al minuto cinco, al 33, al 57 y al 78, con tres de David Villa al 39, 49 y 64, con dos de David Silva al minuto 31 y al 87 y uno de Juan Mata al 66.

Con esta goleada, empató la mayor cantidad de goles en un partido de la Copa, anteriormente lo consiguió Brasil al vencer 8-2 a Arabia Saudita en 1999. Y además se colocó en lo más alto del grupo B con seis puntos; así consiguió la clasificación a semifinales de la Copa Confederaciones.
El conjunto dirigido por Vicente del Bosque comenzó dominando el encuentro y rápidamente, al minuto cinco metió gol. A partir de éste, la selección Tahitiana, sin miedo enfrentó al último campeón del mundo y logró complicarlos durante la primera media hora de juego.
Sin embargo, los tahitianos cedieron al minuto 31 cuando David Silva subió el marcador y a partir de ese segundo gol, pareció que España jugó sólo. Al finalizar el encuentro, Tahití se retiró aplaudido por todo el público presente en el Maracaná.
Viendo el partido desde un punto de vista negativo, el juego fue desequilibrado, pues se enfrentaron el equipo más débil contra uno de los más fuertes del mundo. La diferencia no es ganar o perder, es ganar por más goles para quedar en primer lugar. Da pena, coraje y hasta lástima que pierdan con tal diferencia de goles.
No creo que haya sido humillante ni denigrante el juego, pues los tahitianos son personas que no entrenan profesionalmente, lo hacen únicamente como hobbie o por gusto. Por lo tanto, meter un gol a uno de los campeones del deporte, ya es bastante para ellos. Además, es una ilusión de los jugadores de Tahití conocer a los mejores jugadores del mundo.
Los encuentros de este tipo, en donde juega el más débil contra el mejor, ayudan a que los jugadores desconocidos sean héroes en su país.
Los del equipo de Tahití demostraron lo que significa fair play o juego justo. A pesar de ir perdiendo, no hicieron faltas y jugaron como verdaderos profesionales.
Por primera vez en la historia, Tahití jugó un torneo internacional y cabe destacar que ganaron su lugar para participar en el certamen.
Resaltó que fue una oportunidad para crecer y que en el futuro puede ser que se conviertan en un equipo competitivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s