Cuarta campaña de donación de sangre en la UP

Por: Jimena Aguirre, Alberto Gutiérrez y Luis Felipe Rodríguez // fotografía: Jimena Aguirre  

Sede del banco de sangre de la cuarta campaña en la Universidad Panamericana.

Sede del banco de sangre de la cuarta campaña en la Universidad Panamericana.

 

Una vez más, la campaña realizada cada inicio de semestre en la Universidad Panamericana fue posible gracias a la intervención de Lorenza Larios. El centro de transfusión de sangre se instaló enfrente de la enfermería y a cargo de Norma Angélica Morales Alfaro. Ésta empezó desde el martes 20 de agosto y finalizará el jueves 22. Los donadores podrán ir de 8:30 a 13:30 horas.

Cualquier persona de la universidad puede ser donador si lo desea, siempre y cuando cumpla con los siguientes requisitos: tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilogramos, estar en ayuno de cuatro horas, estar clínicamente sano, no haber tomado medicamentos, no tener enfermedades de transmisión sexual, no tener tatuajes, no haber padecido tuberculosis, paludismo o dengue en los últimos tres años y no estar desvelado. En caso de ser mujer, no debe estar embarazada ni estar lactando.

Se informó que el material que está en uso es nuevo y desechable con cada extracción. A todo posible donador se le informa del proceso donde el primer paso es una encuesta para comprobar el estado de salud. Luego se determina la cantidad de glóbulos rojos en la sangre para establecer si el donador padece anemia, así como el tamaño de las venas y lo que al final llevaría a la aprobación del médico en cuestión. Los datos personales otorgados serán de carácter confidencial.

Las enfermeras que atienden a los diversos donadores tienen el encargo de supervisar la salud de la persona. Es por esto que tienen que seguir una serie de pasos para el proceso. Primero se les hará una entrevista y un cuestionario en el cual los donadores deberán de responder con total sinceridad, pues estas preguntas son importantes para la recepción de la sangre. Además se les aplicará un examen clínico para asegurarse de que se esté en condiciones para donar.

Si todo lo anterior está en orden, se hace una valoración de las venas para determinar su tamaño, si son de buen tamaño simplifica el resto del proceso. Esto se realiza para que al momento de extraer la sangre sea más sencillo acertar con la aguja a la vena y evitar accidentes innecesarios. Un doctor en medicina, para concluir la fase de pruebas, da su aprobación final de todos los resultados y en seguida continuar con el procedimiento.

Después de estos pasos prosigue la extracción de 450 mililitros de sangre –un décimo de la cantidad de sangre que nuestro cuerpo posee– y posteriormente se darán indicaciones de cómo cuidarse después de la donación. A todos los donadores se les proporciona algo de comida puesto que se encuentran en estado de ayunas y las defensas del organismo quedan bajas.

Para cualquier interesado Norma Angélica Morales Alfaro puede responder cualquier duda acerca de la transfusión durante el horario establecido hasta el jueves de la presente semana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s