El reencuentro con la “maldición” mexicana

Por: Luis Felipe Rodríguez Curiel

La reacción de algunos aficionados ante la derrota contra Estados Unidos.

La reacción de algunos aficionados ante la derrota contra Estados Unidos.

El equipo mexicano se desmoronó este martes 10 de Septiembre ante la selección estadounidense con dos goles a favor. La selección de México esta por quedar fuera del mundial Brasil 2014 mientras que nuestro vecino contrincante pasará con al menos 16 puntos directo al Tercer puesto del Hexagonal CONCACAF.

Luis Fernando Tena –el nuevo director técnico de la selección mexicana–, tras reemplazar a José Manuel de la Torre o mejor conocido como el Chepo, no hizo un trabajo destacado en este enfrentamiento en contra de Estados Unidos. Efectivamente, México dominó el balón durante los primeros 25 minutos del partido; sin embargo, los estadounidenses no se rindieron y fueron recuperando el control poco a poco.

Esto fue lo poco que podemos decir positivamente acerca del director Luis Fernando Tena. De esta manera acabaron la primera mitad del partido, empatados y sin goles. En el segundo tiempo fue el momento en que se determinó el partido, Estados Unidos salió decidido para ganar y así fue. Durante un tiro de esquina, Eddie Johnson aprovechó esta oportunidad para anotar con un gol de cabeza entre los jugadores de la selección nacional. El segundo gol fue por parte de Landon Donovan quien vio la oportunidad ante el descuido de la defensa mexicana y recibió un pase de Mix Diskerud para acertar directamente a la portería.

Ante estos resultados, los mexicanos probablemente ya estarán culpando al nuevo director Tena. Preguntándose si él es el correcto para salvar a la selección y pasar al mundial del siguiente año. Pero el problema no reside en los directores técnicos de la selección, sino más bien en los jugadores. Así es, podremos tener grandes jugadores como el “Chicharito” Hernández o a Dos Santos, pero no saben comunicarse de la manera correcta para formar un verdadero equipo. Los jugadores deben aprender a ser uno sólo y a no tener miedo cuando tienen el balón.

Veamos, por ejemplo, el equipo norteamericano; ellos salieron a ganar y así lo hicieron. A pesar de tener una moral baja, encuentran la manera de seguir adelante y demostrar que pueden ser los mejores. Así debemos de jugar los mexicanos, sin miedo y prejuicios. Ahora lo único que queda para la selección es seguir adelante y no perder la moral, hay que salir decididos como un solo equipo y ganar

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s