Justicia para marinos mexicanos tras agresión de “Hooligans”

Por: Elizabeth Villa Caudillo/ foto: EFE

Agresiòn injustificada a marinos mexicanos.

“Hooligans” polacos agreden de manera a 57 marinos mexicanos.

El pasado miércoles 4 de septiembre, la policía polaca anunció la detención de siete hooligans, presuntos participantes de la agresión a marinos el domingo 18 de agosto. Los detenidos fueron identificados gracias a la policía de Silesia, anti vandalismo en partidos en estadios de fútbol, a través de grabaciones en unidades de monitoreo urbano.

El lunes 19 de agosto apareció en todos los medios la noticia sobre una agresión a 57 marinos del buque escuela Cuauhtémoc por parte de hooligans de Chorzów. Los marinos se encontraban descansando en la playa cuando los hooligans, que se encontraban en Gdynia para asistir a un partido de copa, llegaron a agredirlos. Posteriormente arribaron los policías  y terminaron por llevar a 15 elementos a atención médica por lesiones, mientras otros dos necesitaron ser hospitalizados. Gracias a videos subidos a internet, se observa cómo la agresión es dirigida con comentarios como “Los negros sucios”, mientras los cadetes eran atacados con botellas.

El mismo día, la Secretaría de Relaciones Exteriores comunicó su condena a la agresión. Esto mediante una carta diplomática dirigida al Ministerio de Asuntos Exteriores de Polonia. En ésta, expresaba su completa desaprobación ante el hecho y, a la vez, demandaba una clara investigación de la agresión. Posteriormente anunciaba la liberación de 6 mexicanos detenidos. También, exigía a la embajadora polaca en México, Anna Alewiadomska, expresar su preocupación por el evento ocurrido.  Este requerimiento también fue expresado por el subsecretario de América del Norte.

La embajada polaca, posteriormente, lamentó la agresión de los hooligans a los 57 elementos. En la declaración admitió que los cadetes y en general, el buque escuela Cuauhtémoc, habían sido cordiales, demostrando parte de la buena relación entre los países. A esto sumó el anuncio de la apertura a las investigaciones para esclarecer todas las circunstancias del incidente.

Durante la tarde del mismo día, y publicado el 20 de Septiembre en la prensa escrita, aparece la Secretaría de Gobernación negando un problema diplomático. Esto fue dicho por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, al salir de una reunión con senadores del PRD. Habló sobre su postura, por completo, en contra de la agresión con la frase “porque están dañando al pueblo mexicano en general”. Deseaba la investigación y toma de responsabilidades debido a que se violó la ley, sin embargo, negó un asunto que llegara tan lejos como a un conflicto diplomático.

El martes 20 de septiembre, aumentaron las declaraciones de numerosos testigos que aseguraban la inculpabilidad de los marinos, asegurando que los responsables habían sido los Hooligans. El alcalde Wojcieich Szczurek, junto con el capitán Juan Carlos Very Minjares dieron una conferencia de prensa que brindó los datos duros del hecho. El alcalde, admitió su indignación ante los “huéspedes mexicanos”, y acusó al ataque de hooligans diciendo “Tal comportamiento asesino despierta repugnancia y merece la condena universal”.

Para el miércoles 21 de septiembre, el número de videos sobre el ataque había aumentado, volviéndose lo más visto en Polonia, según el portal de videos YouTube, que para apenas unos días después, ya tenía 707 mil visitas. Mientras, continuaba el incremento de las afirmaciones donde los Hooligans habían iniciado el conflicto.

Ese mismo día se hizo la primera denuncia formal a dos polacos “hooligans” identificados gracias a los numerosos videos y a las imágenes captadas por las cámaras de vigilancia. Se declaró que cualquier involucrado de manera directa, podría llegar a pasar hasta tres años en prisión. El Ministerio del Exterior de Polonia confirmó que habían sido alrededor de 300 polacos quienes agredieron a los 57 cadetes del buque escuela Cuauhtémoc.

Después de esto, el presidente de México, Enrique Peña Nieto hizo un mensaje de solidaridad ante los agraviados, durante la XLV Reunión Ordinaria de la Conago. También, pidió que se aplicaran sanciones, según la ley, a los responsables.

Nuevas declaraciones comenzaron a salir a la luz, unas mencionaban la tardía llegada de la policía polaca. Habían dejado pasar las agresiones hechas a lo largo de la semana por parte de los Hooligans sin ningún tipo de intervención. También, crecieron otras declaraciones donde aparentemente los cadetes comenzaron la pelea al hablar con una joven polaca. Ésta los rechazó y minutos después llegó la pandilla kiboli de Hooligans. Otras versiones mencionaban que los mexicanos que se acercaron a la joven, en realidad, le habían dado una nalgada por lo que los Hooligans llegaron a defenderla.

El 22 de agosto, un nuevo video, dado a conocer por las autoridades polacas, cambió el panorama. En éste se aclaraba que los cadetes no habían iniciado la trifulca, y también se desmentían los rumores sobre el supuesto acoso sexual, que terminó por ser sólo una mujer pidiendo una cerveza a los marinos.  Tras conocer los hechos, fue cesado un jefe policiaco local que no tomó las medidas para evitar este incidente. Esto lo confirmó el embajador Ricardo Villanueva, quien también aseguró que los golpes sólo eran en defensa propia.

Además, medios locales y periodistas polacos aseguraban la inocencia de los mexicanos, así como la brutalidad con la que estos fueron agredidos. Hablaron de igual manera, sobre el cambio de actitud por parte de los marinos que “ya no se mostraban cordiales ni alegres” como lo habían hecho en días anteriores.

Finalmente, el mismo jueves 22 de agosto, el buque “Cuauhtémoc” zarpó, tras agradecer al gobierno polaco “su solidaridad”, rumbo a Portugal para su viaje por Europa durante 242 días.

Semanas después, el 4 de septiembre, se anuncia que después de varios procesos de investigación, podían realizar una condena formal ante los hooligans detenidos. Aseguran las autoridades que la condena será hasta de tres años mientras que se continua en proceso de búsqueda por el resto de los responsables.

Los detenidos van desde los 19 hasta los 33 años; dos de ellos serán llevados al Tribunal de Distrito de Gdynia, otros dos están en proceso mientras están bajo control policiaco, y otros dos serán interrogados. Las autoridades polacas se encuentran en proceso de investigación mientras hablan sobre su deseo de concluir la detención y llevar a todos los agresores ante la justicia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s