La falsa solidaridad

Por: Maribel Fernández Arellano/ fotografía por: http://www.jornada.unam.mx/

Saber darse a escuchar, buscar dialogar y no frenar las clases de los universitarios en el intento.

Estudiantes protestando

Los mexicanos necesitamos ser creativos y encontrar nuevas maneras para manifestarnos. Durante estos últimos días las discusiones entre la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y el Gobierno han provocado disturbios en las calles, gente llegando tarde a su trabajo, transito pesado de automóviles, explanadas sucias, basura en las banquetas; y ahora paro de clases en las escuelas.

Los ciudadanos en la capital toman distintas posturas ante la situación de la Reforma Educativa, las diversas opiniones fluyen entre las conversaciones de los capitalinos. El dilema no se encuentra en si es correcta o no la nueva reforma; pues ambas posturas tienen puntos a favor y en contra válidos y entendibles.  Sin embargo, las medidas que ha tomado la CNTE para hacerse escuchar están cansando a la población.

Por una supuesta “solidaridad” con el movimiento, escuelas como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Autónoma Mexicana (UAM), decidieron hacer un paro total de 48 horas. A pesar de la resistencia por una considerable cantidad de alumnos y profesores, el paro se llevó a cabo. Cerraron salones y edificios por lo que se suspendieron las clases. Por su parte, el rector de la UNAM, José Narro, invitó a los organizadores a:

“Externar sus opiniones con la más absoluta libertad, (pero) hacerlo sin afectar las funciones que la sociedad le ha encomendado a nuestra institución, sin transgredir el marco de legalidad establecido y con respeto a quienes no comparten sus perspectivas y propuestas” (Según informó el periódico La Jornada, septiembre 2013).

Deberíamos de comprender que con este tipo de medidas, no promueves ni abres las puertas para la “solidaridad”; es todo lo contrario. Debemos encontrar soluciones, no problemas. Se necesita tomar medidas que permitan el diálogo, que llamen la atención y aviven la curiosidad para conocer e informarnos más, no que provoquen que nos crucemos de brazos indignados como padres viendo el mismo berrinche de todos los días de su hijo.

Es por eso que pido a los mexicanos que sean creativos, que encuentren nuevas formas de manifestarse sin afectar derechos fundamentales como es la educación. Que busquen crear empatía y verdadera solidaridad; no revueltas, ignorancia y violencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s