Reforma Fiscal: el primer parcial

Por: Alberto Gutiérrez Rosas Rojas /  

Luis Videgaray junto a Ricardo Anaya, presidente de la Cámara de Diputados, en la entrega del Paquete Económico 2013.

Luis Videgaray junto a Ricardo Anaya, presidente de la Cámara de Diputados, en la entrega del Paquete Económico 2013.

La iniciativa del gobierno en turno representado por Enrique Peña Nieto presentó al Congreso la propuesta en materia fiscal y hacendaria. La Reforma se caracteriza por el Gobierno de la República como una “reforma social que acelerará el crecimiento y la estabilidad económica y garantizará a todos los mexicanos una red de protección social”. El plan es que para este sexenio los sistemas tributarios del país ejerzan con mayor transparencia y efectividad.

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, afirmó que la reforma tiene tres objetivos claves: en primer lugar, busca el fortalecimiento del estado mexicano mediante el cumplimiento de las necesidades en infreastructura, salud y educación principalmente. Otro objetivo clave de la iniciativa es generar un sistema de recaudación más justo donde “todos los mexicanos contribuyan” y que las medidas tomadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se aseguren en no dañar a las clases más pobres del país. Finalmente, la reforma plantea que México supere los obstáculos que lo han detenido en los últimos años y que la economía nacional alcance competitividad a nivel tanto internacional como nacional mediante el apoyo en particular a las empresas pequeñas y medianas.

Para cumplir dichos objetivos la Reforma Hacendaria ha planteado ciertas propuestas en materia fiscal. La primera que destaca el propio Gobierno Federal es que la obligación de pagar IVA a alimentos y bebidas no se aplicará, como se había pensado antes; todo esto con el objetivo de “no dañar a los que menos tienen”. Se destacó también la eliminación del Impuesto Empresarial a Tasa Única así como el Impuesto a los Depósitos en Efectivo. Otros aspectos de la Reforma Hacendaria están relacionados sobre la eliminación del Régimen de Consolidación Fiscal. Todas estas propuestas, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público serán claves para el crecimiento económico del país que en este momento se encuentra en una situación difícil.

Sin embargo, se ha visto a lo largo de esta última semana que han habido una cantidad importante de discrepancias tanto sociales como políticas. Al principio, la Reforma había generado cierto grado de aceptación, incluso en los partidos de oposición. Pero hay ciertas planteamientos en el fondo de la Reforma que al ser analizados han causado descontento en varios sectores de la población.

Parte del descontento se encuentra en ciertos productos y servicios que serán afectados por un aumento al Impuesto al Valor Agregado. Los más destacados son a las gasolinas, las bebidas saborizadas, los espectáculos, el Impuesto Sobre la Renta, las ganancias en el mercado bursátil y la educación privada. La clase media fue la que resultó con mayor disconformidad debido a que al ser actualmente el sostén de la economía mexicana en materia tributaria, ahora sus ingresos se verían aún más mermados y en una época de recesión como la que está viviendo el país en este momento.

Ante todo esto, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se ha reunido y han acordado entre todos que la Reforma Hacendaria tendrá diversas modificaciones. En primer lugar, Luis Videgaray se reunió con el líder de los senadores del Partido de la Revolución Democrática, Miguel Barbosa Huerta, que afirmó:  “Los perredistas en la Cámara alta lucharemos para evitar la simulación de la Secretaría de Hacienda, quien no plantea una verdadera desaparición del Régimen de Consolidación Fiscal, mecanismo que utilizan, por lo menos 442 empresas corporativas, para evadir el pago de impuestos”.

Por parte del Partido Acción Nacional, que fue el más inconforme de todos en cuanto a las propuestas fueron claros en que no estarían dispuestos a apoyar la aplicación del 16 por ciento del IVA a las colegiaturas, la renta y adquisición a créditos de vivienda porque lo consideran “completamente injusto” y que alejará a las personas de cumplir con sus objetivos en cuanto a la adquisición de una vivienda y que los bolsillos de la clase media resultarán los más afectados.

Por lo tanto, el PRD fue el que tomó la palabra y ofreció una serie de propuestas a la ya existente Reforma Hacendaria con el objetivo de que ésta contenga un mayor equilibrio en los bolsillos de la población. Entre ellas, está establecer que quienes tengan ingresos anuales de más de un millón de pesos tengan una tasa más alta que el 32% que hoy propone el Ejecutivo; candados a los recursos que gastarán los programas sociales del gobierno; revisar el régimen de consolidación fiscal; un plan distinto de contención al gasto burocrático; un nuevo régimen fiscal para PEMEX y un análisis en cuanto a la posibilidad del IVA en colegios privados.

Estas han sido las propuestas en la mesa que serán analizadas en un futuro no sólo por los partidos políticos más importantes del país sino también el Consejo Coordinador Empresarial y la propia Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Como el propio Luis Videgaray afirmó es que la intención del Gobierno es escuchar todas las voces para poder aportar mejores elementos a la discusión y buscar un mejor futuro para el país y su población.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s