Abajo el gobierno

Por: Alberto Gutiérrez Rosas Rojas /  foto: http://www.businessinsider.com/

El gobierno norteamericano ya se encuentra presionado por el mundo entero para resolver sus disputas cuanto antes.

El gobierno norteamericano ya se encuentra presionado por el mundo entero para resolver sus disputas cuanto antes.

Ha pasado casi una semana desde que se anunció el cierre parcial del gobierno federal de los Estados Unidos. Las disputas entre los partidos más importantes, el demócrata y el republicano, han paralizado al Congreso en cuanto al tema de la adecuada administración del presupuesto fiscal.

Los demócratas, respaldados por el presidente Barack Obama, defienden la reciente propuesta del ejecutivo, conocido como “Obamacare”. Básicamente propone un seguro médico gratuito y para todos los ciudadanos de los Estados Unidos. Por el otro lado, la mayoría del Congreso está representado por el partido opositor, el republicano, que afirma que el gasto necesario para su correcta implementación es demasiado para cubrirse a largo plazo.

Sin duda es alarmante que el referente económico, fiscal e incluso político del planeta se haya inmiscuido en una crisis que no había sucedido desde el año 1995 con el presidente republicano Ronald Reagan. Los republicanos, encabezados por figuras como el senador Ted Cruz afiliado con el movimiento ultra conservador conocido como “Tea Party”, han condicionado el uso del presupuesto hasta que los demócratas accedan a reducir el gasto para el “Obamacare”.

Los justifica la enorme deuda que ha acumulado el gobierno norteamericano que lo ha vuelto el país con la deuda más grande en el marco internacional. El Partido Demócrata ha contestado de forma oficial “la aprobación de fondos para el funcionamiento de la administración central y el aumento de la deuda nacional son obligaciones del Congreso que no pueden vincularse con el repudio de la ley de salud”, así como que la salud de la población no puede ser ignorada.

El cierre ya ha generado incertidumbre para el mercado bursátil global. El secretario del Tesoro, Jacob Lew, incluso ha advertido que si no hay decisión final para la administración presupuestal no está resuelta para el 17 de octubre, los resultados en la economía global y nacional podrían ser “catastróficas”. El Congreso está compuesto en este instante por dos bandos necios que parece no cesarán de culpar al otro del cierre gubernamental que ha dejado una imagen muy pobre ante los ojos del mundo.

Este evento aparte llegó en un contexto doloroso. No hemos olvidado lo que sucede en Siria y las propuestas del Partido Demócrata de realizar una intervención militar. Para México, esto puede significar un gran golpe para la economía que se ha visto mermada recientemente por incidentes como la marcha de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la capital y los ciclones que afectaron gravemente uno de los principales destinos turísticos del país: Acapulco. El mundo entero y no sólo Estados Unidos necesita que el Congreso llegue a una decisión final o todos pagaremos el precio a la larga.

La decisión es delicada debido a que se está hablando acerca de cuál es la prioridad para el gobierno norteamericano. La dura realidad para los Estados Unidos es que su deuda de más de 16.7 trillones de dólares parece ir en aumento constante y peligroso. Los capitales de inversión se están alejando del referente financiero global en busca de economías con mayor estabilidad y menor riesgo.

Es cierto que el sistema de salud norteamericano no está capacitado actualmente para atender las necesidades de la población. Sin embargo, el plan de distribución presupuestario de Barack Obama está cubriendo necesidades a corto plazo. Suena muy esperanzador proponer un seguro médico universal y gratuito, pero ¿podrá llevarse a cabo en un año cuando la deuda estadounidense haya alcanzado números exorbitantes?

El seguro médico no debe dejar de ser una prioridad para el Congreso; sin embargo, si se desea que éste funcione a largo plazo y mantenga una calidad óptima, la deuda deberá ser cubierta antes de que el monstruo del crédito termine por destruir los cimientos de, por ahora, la nación más poderosa del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s