Todo queda entre amigos

Por: Paloma González Noriega// Foto: http://www.proceso.com.mx

Espionaje norteamericano

Espionaje norteamericano NSA

Parece ser que para Estados Unidos, el espionaje es algo obvio y completamente anecdótico o por lo menos, así lo asegura la Casa Blanca cuando lo justifica afirmando que “todos los países lo hacen”.

El documento secreto publicado por el diario británico The Guardian arrojó un dato que deja boquiabierto a cualquiera: la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) ha hecho espionaje a unos 200 números telefónicos de 35 líderes mundiales.

Dilma Rousseff, la presidenta de Brasil, al igual que Felipe Calderón, ex presidente de México, y Enrique Peña Nieto, actual presidente del país,  así como diversos diplomáticos franceses, han sido objeto de vigilancia secreta por el país aparentemente más democrático y transparente del mundo.

La cuestión toma varios planteamientos: si Edward Snowden, quien hizo público estos documentos clasificados como alto secreto, reveló cuestiones altamente protegidas por el gobierno estadounidense que pretendían nunca salir a la luz ¿habrá cometido por esto una violación? ¿No será que por el contrario Estados Unidos es aquél que por espionaje ejecuta el delito primero?

Es preocupante ver como las agencias de seguridad americanas tienen bajo la lupa las acciones de países que incluso pueden catalogarse como aliados suyos. De igual forma, el hecho no sólo viola lo intrínseco de un derecho fundamental como el de la libertad, sino que aquél derecho parece ser el más promovido por lo que representa la famosa estatua de Nueva York.

Cantidades inagotables de llamadas por teléfono, datos de comunicación de muchas cabezas políticas…y esto es sólo lo que se conoce.

Como dijo Jesucristo: “Aquel de usted que esté libre de pecado, que tire la primera piedra”. Si Snowden no se atrevería a lanzarla, Estados Unidos ni siquiera podría tomarla entre sus manos.

Habría que replantear la postura de México ante la clara violación que se le hace, no como hecho político sino como nacional. Rousseff cancela su visita a Estados Unidos y su reunión con el presidente Barack Obama como forma de protesta ante el espionaje…

¿Los compadrazgos de México con su país vecino le permitirán tomar posturas de rechazo del tamaño de Brasil?

Hasta ahora, parece ser que aún nos tiembla la mano para hacerlo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s