Opinión: Aerosmith producido en México

Imagen

Por: Rafael Lührs

El día que nos avisaron que Steven Tyler venía a grabar al estudio fue muy emocionante. Un cantante tan emblemático como él en un estudio en México, es casi increíble.

 Era tan emocionante el saber que venía al grado que los otros proyectos que teníamos en el estudio dejaron de ser importantes, buscamos qué micrófonos (que fueron un AKG C12 y el clásico Neumann U67), preamplificadores (Neve 1073) y compresores (UA Teletronix y Urei 1176) eran los que a el le gustaba usar, para que así al momento en el que llegara estuviera todo listo, y tuviera una grata experiencia grabando en el estudio y así  creciera la oportunidad de que en un futuro pudiera regresar a grabar a México.

 Los días fueron pasando y la ansiedad de tenerlo en el estudio fue aumentando hasta que el día llegó.  El momento en el que entró al estudio fue impresionante, es muy imponente ver a una leyenda del rock como el es increíble, hasta se siente raro ver en persona a alguien que has visto tanto en televisión o que has escuchado tantas veces por tanto tiempo. Vestido algo extraño, típico de un rock star de su época, peinado algo excéntrico, jeans entubados y gafas de sol

 El profesionalismo era notorio desde el momento al que entró; dio una vuelta por el estudio, vio todo el equipo, el cual conocía absolutamente todo, nos felicitó por la pared de discos de platino que hay en el estudio y platicó un poco con todo el equipo hasta que el dijo que era tiempo de comenzar, checó su monitoreo (usando Beyerdynamic DT770) probó ambos micrófonos, agradeció que hayamos buscado cuál es el equipo que usa, pidió que cambiáramos algunas cosas mínimas en el equipo y comenzó a cantar, su voz es casi como un instrumento, inconfundible, con mucha personalidad y única; potente como ninguna otra, me sorprendió que casi no calentó la voz y sin embargo entonado a la perfección. Se dice que los años de experiencia hacen al maestro y él es un claro ejemplo, no repitió una sola toma, todo a la primera, como el gran maestro que es.

Al momento de terminar, salió del live room, pidió escuchar cómo quedó la toma a través de los Yamaha NS10 indicó qué era lo que quería que se utilizará en la mezcla y usando qué equipo, nos dio ciertos parámetros que le gusta que haya en los ecualizadores a la hora de mezclar, tanto en el proceso de mastering, en el cual nos pidió que utilizáramos el Bus compressor de SSL, ya que dice que es el que mejor va con su voz.

 Lo que más me sorprendió es que casi tenía la fórmula perfecta para dar con su sonido tan conocido, y sobretodo que el la conociera a la perfección, desde el momento de grabar hasta el momento de masterización, cosa que nunca imaginé que un músico tuviera.

Me hubiera gustado que la experiencia fuera más larga, al ser tan bueno fue muy cortó el tiempo que estuvo en el estudio, pero sin duda una gran experiencia el haber podido estar trabajando con alguien tan bueno, tan profesional y sobre todo tan grande en la música como él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s