La influenza A H1N1 y su propagación

795144-N

Prevención del AH1N1

Por: Erika Gutiérrez / Foto: El imparcial

En el 2009, el surgimiento de un virus desconocido alertó a todo el mundo, pero en especial a México; hoy, el ya conocido virus A H1N1 sigue presente.

La influenza AH1N1 es una enfermedad de las vías respiratorias, que se transfiere de persona a persona cuando el virus entra al organismo por la boca, nariz y ojos.

Sus síntomas más comunes son la fibere mayor a 39 grados centígrados, dolor de cabeza intenso, tos, dolor muscular, y flujo nasal, sin embargo también puede haber vómito y diarrea; al presentar síntomas, los individuos deben atenderse con un médico especializado que administre los medicamentos antivirales para el tratamiento de la influenza, estos, son dos medicamentos antivirales que se expiden con receta médica, el Oseltamivir (cuyo nombre comercial es Tamiflu®) o el Zanamivir (conocido como Relenza®).

La familia del virus de la influenza se clasifica en tres tipos: A, B Y C. El de tipo A incluye los subtipos H1N1, H2N2 y H3N2, y estos son causantes de extensas epidemias y pandemias. El tipo B sólo ha causado epidemias regionales, y el tipo C sólo se da en casos esporádicos y brotes pequeños.,

Para prevenir adquirir el virus A H1N1, es necesario tomar medidas higiénicas que vayan desde lavarse las manos frecuentemente durante el día después de tocar áreas de uso común, después de ir al baño y antes de comer, cubrirse nariz y boca al estornudar, y limpiar y desinfectar las superficies y los objetos de uso común.

En marzo de 2009 comenzó la epidemia que causó pánico en México; sin embargo, fue hasta abril del mismo año que el gobierno federal, con el  entonces presidente Felipe Calderón, declaró un estado de emergencia y tomó medidas para detener la propagación del virus,  durante mes y medio hubo suspensión de clases en escuelas, cancelación de actividades en sitios públicos, además de la implementación de campañas de vacunación.

Fue tal la emergencia, que la OMS (Organización Mundial de la Salud), el 25 de abril de 2009 emitió una alerta nivel 3, subiéndola a 6 el día 11 de junio y dándola por terminada hasta el 10 de agosto del 2010.

Al inicio del 2014 la Secretaría de Salud reportó un nuevo brote de influenza, y hasta el tercer mes del año, ha ocasionado centenas de muertes y miles de contagios, aunque han sido mayores las cifras de decesos y contagios que en el primer brote del virus, el gobierno dice tenerlo controlado. La diferencia ahora, es que el virus es conocido y ya existe una cura.

El gobierno de Enrique Peña Nieto manifestó que este brote no es de la magnitud de la que lo fue en el 2009, pues ahora el virus se conoce y se sabe que es curable; el gobierno está alentando a los ciudadanos a atenderse si hay malestares y está realizando campañas de prevención y vacunación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s