Oscares, dulce distracción.

Por: Verónica Iracheta Navarro

Image

Foto “selfie” de los actores en la entrega de los premios de La Academia.

Es irónico que en el mundo actual, que carece de paz, lleno de pueblos que exigen un cambio; la atención esté en la entrega de los premios Oscar, celebrada el pasado domingo dos de marzo, en Los Ángeles, California.

 ¿Esto releja, superficialidad o falta de empatía de nuestra sociedad mundial? Yo creo que no, creo que es sano que existan eventos de esta índole, creo que es pertinente que de vez en cuando exista un escape, un suceso que cause alegría y emoción. Ante un mundo en el que el noventa por ciento de las noticias son de violencia o negatividad, un evento que aplaude el trabajo de artistas es totalmente justificable.

No creo que se deba ignorar el sufrimiento de estos pueblos. Es triste que una foto de actores sonriendo con lindos vestidos y trajes elegantes tenga mayor alcance que un video en el que jóvenes ucranianos expresen la inseguridad que sienten en su propia casa.

Sin embargo, no olvidemos que muchas de las películas reconocidas por estos premios, cuentan historias de luchas sociales, historias reales de personas que logran cambios, que pueden ser fuente de inspiración y fuerza para los que viven en un ambiente de injusticia y abuso de poder.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s