“El golf va más allá de la partida”: Alberto Zamora, golfista

(thewow.com.mx)

(thewow.com.mx)

Por: Michelle López

Hace poco más de un siglo que el golf llegó a nuestro país. Desde entonces, este deporte se ha popularizado enormemente, sobre todo en los círculos altos de la sociedad.

Alberto Zamora ha jugado golf durante 25 años. Como es el caso en muchos jugadores, su afición viene de una línea familiar. La suya es la tercera generación inmersa en el juego, y  él mismo se encuentra en proceso de alistar a una cuarta: sus hijos.

Zamora tiene una singular percepción de este juego:

“El golf es toda una experiencia más allá de la partida. Definitivamente es el ambiente, todo lo que pasa cuando llegas al campo y te preparas. Ya tienes tus amigos del golf, tienes una idea de con quién y cómo vas a jugar, en cuanto llegas ya se hace la emoción. Es una gran oportunidad para compartir también con tu familia.”

Se trata de un deporte caro. Las clases particulares pueden costar 200 y 300 pesos, los bastones 500, y si bien las bolas es posible adquirirlas hasta por cinco pesos, se recomienda que los principiantes compren entre 30 y 50 de estas piezas, lo que eleva el costo.

“Además está el green fee. El club en el que estás te cobra para estar en el campo, pueden ser 800, 1000 pesos, dependiendo cuánto tiempo vas a jugar, tu membresía, el campo que utilices. Y está la cuestión de si bebes o comes algo entre partidas, eso es aparte.”, explica Zamora

Es en el campo de golf donde se cierran algunos de los más importantes negocios y alianzas políticas. Quizá sea éste el equivalente del poker y coñac que nuestros antepasados de principios del siglo XX usaron para hacer y deshacer el mundo de Wall Street. Es además un deporte elitista, como lo explica Zamora:

“Ser miembro de un club de golf es de lo más importante. Volvemos a lo del ambiente, a estar en un grupo.”

El contacto con un club se inicia a través de otro miembro ya establecido, quien se encarga de presentar y familiarizar al recién llegado con las reglas generales del golf, y las normas particulares de esa asociación. Difícilmente se consigue el acceso sin invitación previa de un miembro.

El golf es, por lo tanto, un deporte cuyo carácter social y recreativo lo distingue de los demás. La cantidad de finanzas y poder que se manejan en los campos es singularmente tentadora.

“Lo vale, sin duda lo vale”, concluye Zamora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s