Alfredo Castillo, el Comisionado sobreviviente

Por Michelle López

 

Procuradores que duran seis horas. Sucesión de encargados de justicia que deben renovarse conforme el anterior es asesinado. Ejecuciones en serie, actos de venganza e intimidación. Pocas misiones pueden ser más intimidantes que estar al frente de alguna Comisión de Justicia o Procuraduría en México, especialmente en zonas conflictivas. Es por eso que cuando Alfredo Castillo fue nombrado nuevo Comisionado de Seguridad en Michoacán la incertidumbre no se hizo esperar.

A principios de 2014 Michoacán era probablemente el lugar más riesgoso de todo el país, azotado por la expansión incontrolable del narcotráfico y sus múltiples redes de crimen. El 15 de enero de este año, Alfredo Castillo fue designado por Enrique Peña Nieto para encabezar la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral en el Estado de Michoacán. Castillo había sido parte de numerosas dependencias de seguridad, tales como la Procuraduría General de la República, y la Secretaría de Seguridad Pública Federal. Fue Procurador de Justicia en el Estado de México durante las administraciones de Eruviel Ávila y Peña Nieto, y desde el 21 de mayo de 2013 hasta el momento de su nombramiento en la Comisión,  estaba a cargo de la Profeco.

Castillo nació el 25 de julio de 1975. Estudió Ciencias Políticas, Derecho y Economía; posteriormente se incorporó al Partido Revolucionario Institucional (PRI). Su carrera empezó a ganar notoriedad a partir de 2010, cuando se consolida en el equipo de Peña Nieto siendo éste todavía gobernador del Estado de México. La Comisión, que fue decretada como emergencia por el ahora Presidente, es la tarea más ardua que ha recibido este funcionario.

Sus tareas, como constan en el sitio oficial de Presidencia, incluyen coordinar trabajos con numerosas dependencias gubernamentales, trabajar con las Fuerzas Armadas, emprender acciones propias, y coordinar a los poderes estatales y federales para apoyar a Michoacán. En los casi diez meses que ha funcionado la Comisión, Castillo ha conseguido triunfos notorios, tales como el pacto de conciliación con las autodefensas, y la detención de Dionisio Plancarte ‘El Tío’, uno de los líderes templarios.

Alfredo Castillo es un hombre que aprovecha sus escasas horas libres para practicar algunos deportes, dedicarse a la lectura, y pasar tiempo con sus hijos. Es apasionado del futbol y el tenis, y suele juntarse con Juan Miguel Alcántara, Secretario Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública, para compartir su afición por el canto.

Ya desde sus tiempos de procurador, en 2011, aseguró en entrevista con el diario mexicano El Universal extrañar la vida tranquila y la privacidad. Ha enfrentado amenazas de muerte, balaceras en la Procuraduría, toda clase de intimidaciones. Se ha acostumbrado. “Sabes que estás expuesto, y que te puede pasar. (…) Te encomiendas a Dios.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s