La gran promesa…

Por: Santiago Rodríguez Armida

Omar Arellano Riverón, ahora un volante por derecha, empezó su trayectoria como jugador profesional en las fuerzas inferiores del Pachuca, cuando su padre militaba en ese mismo club pero en primera división. Omar se desempeñaba como portero hasta que un día su madre le cambió la vida diciéndole que jugara de delantero.

El gran atributo de Omar a lo largo de toda su carrera ha sido la gran velocidad a la que llega cuando hace sprints. Fue precisamente eso lo que le llenó el ojo a Jorge Vergara, dueño de las Chivas, quien hizo que se le contratara a préstamo por dos años.

A partir de una lesión de Omar Bravo, Arellano tuvo la oportunidad de jugar y no la desaprovechó. De inmediato se ganó la titularidad con el entrenador Efraín Flores, así como con José Luis Real. Tuvo dos años de esplendor (2008 y 2009), en los que se convirtió en la estrella del equipo, principal goleador de la plantilla e incluso llegó a ser jugador de selección.

Después de varias lesiones, el inicio de la actual crisis en Chivas y una baja de juego impresionante, fue vendido a su actual equipo, Monterrey CF. Ha tenido destellos de lo que alguna vez fue pero ya no se desempeña como delantero ni tiene la continuidad que alguna vez tuvo.

Omar Arellano, sin duda un jugador que se quedó como una gran promesa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s