Pueblos indígenas: a oscuras en la “luz de la modernidad”

Por: Cristina Del Peral

Gobierno de la República

Gobierno de la República

Desde 1992, México se considera un país culturalmente diverso. Una de cada diez personas pertenece a uno de los 62 pueblos indígenas que alberga el país, pero para un país que se precia de su pasado indígena frente al mundo, las condiciones de vida de los indígenas en México resultan desgarradoras: según cifras expedidas por el INEGI, 77 por ciento de su población se encuentra en condiciones de pobreza. Los pueblos autóctonos se han visto forzados a vivir al margen de una sociedad creciente que día con día, los va relegando a las periferias de un estado indiferente.

El Presidente Enrique Peña Nieto reconoció durante la primera Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas en la Asamblea General de la ONU, la situación crítica que viven los pueblos indígenas. Utilizó el espacio para tratar los nuevos enfoques dedicados a mejor las situaciones de vida de los mismos, haciendo énfasis en el respeto hacia su identidad cultural.

Sin embargo, diversas asociaciones como la Alianza de Mujeres Indígenas de Centro América y México, la Asamblea de los Pueblos indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el territorio y Asociadas por lo Justo, entre otras, tienen severas críticas al discurso presidencial. Recalcan que se ha seguido una “dinámica de simulación” donde a pesar de expediciones de documentos protegiendo a los pueblos autóctonos, se ha “intensificado la violación sistemática de sus derechos”-

Las amenazas hacia los pueblos indigentes, abarcan más allá del panorama legal: el acervo cultural, la vivienda, la educación y la salud de los indígenas presentan un malestar generalizado: 64 de las 68 leguas, se han visto amenazadas frente al contexto actual; un 23.4 por ciento de la población encuentra difícil el acceso a servicios de salud; el porcentaje de las carencias alimenticias afecta un 40 por ciento de la población; 70 presentan carencias en servicios básicos en sus viviendas y un 47.7 se encuentra en retraso educativo.

La disparidad entre los sectores pobres indígenas y no indígenas es alarmante: las cifras previamente dadas, se reducen más de la mitad cuando se trata de el sector no indígena. Esto encuentra su origen en la discriminación: en una encuesta realizada por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), se menciona que un 44.1 por ciento de los mexicanos, reconocen una falta de respeto a los derechos de los indígenas.

El avance en materia de derechos de los indígenas se ve estancado; protestas lanzadas por parte de los indígenas en Monterrey, Oaxaca y San Luis Potosí a lo largo del año, confirman una realidad social que no se ha visto apaciguada con la presencia mexicana en la ONU.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s