Ébola se expande

IMG_0672.JPG
Amber Vinson Foto: Daily Mail.
Por Diana Pliego

El 2014, en sus diez meses de vida, nos ha traido cosas buenas y malas. Buenas serían actos altruistas como el de Emma Watson o el tour de Bill Gates y John Green; mientras que malos serían guerras, muertes y enfermedades… En especial una enfermedad, ébola.

La enfermedad surgió en Guinea durante diciembre del 2013 pero no fue hasta febrero del 2014 que se esparció a mas países del oeste de África. Durante todo el año, hasta agosto, no hubieron víctimas afuera del continente, haciendo que demás países no pusieran especial atención al brote, con la creencia de que era una enfermedad que sólo atacaría a las naciones mas pobres y no implicaría peligro mundial.

Todo cambió cuando un sacerdote, que se encontraba en trabajo misionero en Libia, fue infectado junto con una monja, Chantal Pascaline, durante el servicio social que hacían en el país con enfermos. Ambos fueron transportados a España, donde murieron y por malos cuidados, infectaron a una enfermera del hospital en que se encontraban.

Desde ese caso, ocurrido el cinco de octubre, han surgido nuevos en diferentes países, uno en Alemania (acabando en el fallecimiento del paciente), otro en Dinamarca (actualmente internado por riesgo de enfermedad), uno en Francia (con una enfermera siendo posible infectada) y tres en Estados Unidos (un paciente muerto y dos enfermeras que lo atendían quienes se encuentran hospitalizadas). De todos estos casos, los últimos son el del enfermo en Dinamarca y de la segunda enfermera de Estados Unidos, Amber Vinson.

Con todo lo ocurrido, empieza a haber un patrón: no se cuenta con suficientes cuidados que permitan la seguridad de los médicos.

Tal vez se la culpa es la falta de interés que se había tenido por el tema hasta ahora que el problema llegó a occidente (al haber pocos programas de protección al cuerpo de servicio de salud y de control en los aeropuertos). Tal vez aunque haya culpa en desatención de los políticos, la humanidad no esta preparada tecnológicamente para crear protección contra esta enfermedad (ya sea con medicinas o aparatos médicos que protejan al enfermo y a los médicos)

Con todo esto pasando en el mundo, y esperando que surjan miles de nuevas víctimas, lo único que se puede hacer, en mi simple poder y humana fe, es estar en paz con nuestras vidas y nuestros seres queridos… Aunque confesarse y obtener indulgencias serían algo aun mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s