“Era cuestión de tiempo”: David Gutvel

Por: Ana Victoria Pereyra Fleitas 

Entrevistamos al señor David Gutvel, trabajador de Protección Civil de la Ciudad de México. El objetivo principal de la charla fue preguntarle acerca de la explosión que sucedió el pasado jueves 29 de enero en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, en la Ciudad de México, a causa de una fuga de gas.

-¿Qué acciones lleva a cabo el área Protección Civil?

-La Protección Civil tiene como fin primordial salvaguardar la vida, bienes y entorno de la población, así como mitigar los efectos destructivos que los fenómenos perturbadores pudieran ocasionar a la estructura de los servicios vitales y los sistemas estratégicos de la Ciudad de México. Por ello, las acciones fundamentales que debe prestar toda instancia dedicada a la protección civil son la prevención, auxilio y restablecimiento por fenómenos perturbadores, que en definición son aquellos acontecimientos provocados por la naturaleza o el ser humano que impactan un sistema social y el hábitat, transformando su estado normal en un estado de daños que puede llegar al grado de desastre.

-¿Es difícil trabajar en Protección Civil?

-Una de las tareas más importantes dentro de la protección civil, es la humanitaria, destinada a proteger a la población contra los peligros y riesgos a los que está expuesta a diario, así como de las catástrofes y quizá la dificultad estriba en la capacidad de atención y auxilio para ayudarla a recuperarse de sus efectos inmediatos, así como a facilitar las condiciones necesarias para su supervivencia.

-Aproximadamente, ¿cuántos eventos o emergencias cubren en un mes?

-Una emergencia o un desastre pueden ocurrir en cualquier hora del día o de la noche, fin de semana o vacaciones, con una pequeña o sin ninguna advertencia. Los eventos que ocurren en una emergencia o un desastre no son predecibles; por lo tanto la publicación de planes y operativos, como estos procedimientos, únicamente deben servir como una guía y una lista de tareas, y pueden requerir de modificaciones prácticas para cumplir con los requerimientos de una emergencia.

En la estadística del año 2014, se identificaron 250,000 incidentes que requirieron de atención en materia de Protección Civil, que al día, representa un promedio de 685 emergencias en la ciudad.

-Hablando de la explosión, ¿qué elementos crees que protección civil no procuro en el hospital o en la gasera para que se provocara el incidente?

-Podemos suponer, tal como asegura la empresa, que tanto la SENER como Gas Express Nieto realizaron las debidas inspecciones y que la fuga de gas aun así sucedió. Pero la tragedia sí era prevenible. Los elementos claves fueron el terreno y el diseño arquitectónico del hospital, que lo convertían en una trampa mortal. Las instalaciones eran en la práctica un embudo con pendiente: al fondo y en la parte más baja se localizaban las instalaciones principales del hospital mientras que la única entrada y salida del embudo estaban en la parte alta, lo que obligaba a mezclar los flujos de peatones con los de los vehículos de emergencia, particulares y de carga. Además, dada esta situación, el hospital carecía de salidas de emergencia que dieran a la vía pública, y la existente se dirigía al estacionamiento interior, uno que comprendía el estacionamiento de ambulancias, de personal, el punto de protección civil y el área de carga y descarga de mercancías, incluyendo el gas.

-En las noticias han dicho que el equipo de la gasera cumplía con los requisitos de funcionamiento, entonces, ¿qué otra cosa pudo haber pasado para que explotara?

-La explosión que derrumbó el Hospital Infantil Materno de Cuajimalpa y causó cuatro muertes (entre ellas las de dos recién nacidos) y decenas de heridos no fue un simple accidente. Esta tragedia es una más que exhibe fallos severos de quienes deberían asegurar el bienestar de la población: las autoridades gubernamentales.

La gasera causante del accidente, tiene un historial de siniestros en los últimos siete años que incluye 668 fugas de gas entre enero y septiembre de 2014, tan sólo en el Distrito Federal y que ha provocado el fallecimiento de dos personas. Estos antecedentes debieron bastar para alertar a la Secretaría de Energía (SENER) federal, encargada de su supervisión directa, y resultar en una inspección total de sus operaciones para garantizar la seguridad de la población.

-¿Qué tan frecuente protección civil cerciora que todas las gaseras e instituciones como el hospital tengan el equipo adecuado para que no pasen cosas como estas?

-No obstante, esto solo sucedió hasta después de la tragedia. El Gobierno del Distrito Federal (GDF) falló al no actuar ante el gran número de fugas de gas que ha reportado la empresa, tarea que debe coordinar la Secretaría de Protección Civil con el Instituto de Verificaciones Administrativas y la Secretría de Energía, sobre todo si se toma en cuenta que esta empresa surte a instituciones del GDF que concentran gran cantidad de población: el sistema hospitalario, los reclusorios y penales, guarderías (CENDIS), e incluso la planta de asfalto y las instalaciones forenses del GDF. Las advertencias estaban ahí; era cuestión de tiempo para que una tragedia así sucediera. Reitero, este debe ser un trabajo coordinado y frecuente que como se observó, no se dio entre instancias ni con la frecuencia requerida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s