La faceta artística de Hitler

 Por: María Loreto Sobrino Marván

hitler

Documentales, trabajos y películas que se han hecho de este enigmático personaje pocas personas conocen en realidad al ser humano sensible que hay detrás del gran Führer.

Adolf Hitler es uno de los personajes históricos a los que más se ha criticado en las últimas décadas. A pesar de los libros, detrás de las apariencias se encuentra también un hombre sumamente sensible.

Cuando hablamos de él siempre es para juzgarlo negativamente, para criticar el nazismo y los campos de concentración, pero pocas veces pensamos que a pesar de que hizo mal, se trata de una persona que citando a Rousseau nació como alguien bueno pero poco a poco la sociedad lo corrompió, pues  además de ser un gran orador, también contaba con una sensibilidad extraordinaria, la cuál le permitió empatizar con el pueblo alemán y explotar sentimientos que nuestro personaje por circunstancias de su vida llegó a conocer tan bien como fueron la frustración, humillación y el fracaso. Para que partiendo de Estos sentimientos creara una nación alemana con autoestima y con fé en sí misma.

Nos parezca bien o mal lo que Hitler hizo, no podemos negar que  es uno de los más grandes líderes que ha tenido la humanidad.

Nuestra investigación va mas allá de fechas y número de muertos que hubo, nos enfocaremos más, en tratar de explicar el por qué de lo que ocurrió. Cómo fue su vida antes de llegar a ser un líder, antes de que se corrompiera. Cómo pasó de ser un niño con una juventud que nadie quisiera tener a pesar de sus sentimientos inocentes de niño, a un señor completamente amargado, probablemente desquiciado y totalmente indolente ante el dolor humano.

Adolf Hitler nació en una pequeña aldea en la provincia de la Alta Austria, en lo que entonces era el Imperio Austrohúngaro. Fue el cuarto hijo de seis, su padre Alois Hitler (1837 – 1903) fue agente de aduanas y su madre Klara Pölza (1860-1907) fue la tercera esposa de Alois.
Toda su vida se sintió poco querido por sus padres; cuando era tan solo un niño, su padre lo golpeaba. De los seis hijos de Aolis y Klara, sólo Adolf y su hermana Paula llegaron a la edad adulta; Hitler tenía parte de sangre judía y existen rumores que su abuelo era judío y que su abuela Maria Schicklgruber se embarazó mientras trabajaba como criada en una familia judía. Estos rumores fueron políticamente explosivos para el proponente de una ideología racista y aunque nunca fueron confirmados fueron suficientes para que él ocultara sus orígenes.

Adolf siempre fue un excelente estudiante hasta su primer año de secundaria cuando fue suspendido y tuvo que repetir el curso, sus maestros a menudo decían que no tenía “deseo de trabajar”. Hitler afirmaba ante su equipo de campaña que su bajón en la educación fue una rebelión en contra de su padre quién no respetaba la decisión de su hijo de ser pintor. Durante toda su vida, Hitler se declaró amante del arte en todas sus manifestaciones.

El se describía a sí mismo como un artista incomprendido. No obstante, después de la muerte de su padre el 3 de enero de 1903, el trabajo escolar no mejoró y fue a la edad de 16 años que abandonó la escuela para estudiar y crecer en el arte; la pintura era su pasión pero Hitler también practicaba y apreciaba mucho la arquitectura.

Durante esta época se encontraba a flote en Europa la corriente artística del Impresionismo, que se caracteriza por tener como tema principal la naturaleza (paisajes y reflejos en agua). Tiene una técnica rápida, con pinceladas largas y cargadas de pintura.
Los impresionistas abolen el concepto de la perspectiva que había regido el concepto de la pintura hasta entonces. Se dejan de usar los colores obscuros como el negro y también eliminan el uso del blanco “puro”.
Aunque era un joven brillante reprobó en dos ocasiones el examen de entrada a la universidad de Linz. Tampoco fue admitido en la Escuela de Bellas Artes de Viena por “no poseer talento” la pintura que mando Hitler a la universidad como examen de admisión, el director le recomendó estudiar arquitectura, pero al no haber terminado la secundaria no tenía una formación previa que le permitiera seguir esa carrera.
Sabiendo esto nos podemos preguntar, ¿qué hubiera pasado si la Academia hubiera lo admitido como estudiante? ¿Sería Adolf Hitler un nombre más en la historia de la pintura occidental? Aunque no fue aceptado en la Academia,  decidió establecerse en Viena y sobrevivir de la venta de sus pinturas. Esto no le resulto tan bien como él esperaba, incluso llegó a vivir durante tres años en un albergue para indigentes.

Durante su juventud  no tuvo nunca una relación con una mujer alegando que su único amor era el pueblo Alemán, años más tarde un psicoanalista francés, afirmó que esta situación se debía a que el dictador al ser una persona tan sensible probablemente tenía miedo a ser nuevamente rechazado. A los 36 años, conoció a su sobrina, Geli Raubal; (11 de junio de 1879), quién en ese momento tenía 17 años y era una chica alegre y que mostraba un gran respeto por su tío;  por su parte nuestro personaje sentía por ella un amor morboso y obsesivo, esta relación era conocida solamente por su círculo más cercano pero pronto se extendieron rumores del tema los cuales Hitler negaba puesto que al aceptarse enamorado, demostraba su vulnerabilidad ante la sociedad, tal era la presión que recibía Geli por parte de su tío, que el 17 de Septiembre de 1931 se suicidó disparándose en la cabeza, se piensa que en ese momento ella se encontraba embarazada. Para entonces nuestro personaje ya tenía otra amante.

Aunque la muerte de su sobrina fue un duro golpe para el personaje, pronto conoció a la actriz René Müller durante una fiesta, aquella noche la pasaron juntos y posteriormente ella comentó a un amigo que cuando se quedaron solos Adolf se tiró al piso insultándose a sí mismo y suplicando todo tipo de humillaciones, la actriz terminó arrojándose desde una ventana probablemente por el miedo que ese hombre le causaba.

El último y más conocido amor  fue Eva Braun, la única esposa de Hitler. Su relación comenzó en 1930 cuando ella tenía 18 años y el 43.  se mostraba muy rara vez en público con ella por razones de prestigió, ya que era su secretaria. El romance duró más de una década y sólo estuvieron casados un día ya que al día siguiente ambos se suicidaron.

En 1913 se trasladó a Múnich para evadir el servicio militar de su país porque no quería recibir órdenes de oficiales húngaros y judíos al llegar se sintió atraído por la fortaleza y prosperidad que mostraba Alemania en ese momento en comparación con la decadente y débil Austria.
En 1914 con el inició de la Primera Guerra Mundial Hitler se une como voluntario al ejercito Alemán demostró ser un soldado con gran habilidad como mensajero, tras la derrota de Alemania en 1918 regreso a Münich; se unió al Partido Obrero Alemán en septiembre de 1919. El partido es rebautizado como “Partido Nacionalista Alemán del Trabajo” (conocido como partido Nazi) y Hitler fue elegido en 1921 como su presidente (Fúhrer). Y a partir de ahí surge el Hitler que todos conocemos.

PERSONALIDAD Y PERFIL PSICOLÓGICO
A pesar de que todos conocemos y podemos estar de acuerdo o no con el Hitler del que popularmente se habla, ese personaje neurótico, narcisista, fanático etc.

Nadie puede dejar de afirmar que este señor contaba también con características positivas dentro de su personalidad, las cuales más tarde le llevaron a ser el líder tan importante que fue.
Si las personas lo hubiese juzgado en ese entonces como nosotros (con nuestro conocimiento de los hechos) lo hacemos actualmente. Limitándonos a decir que era malo o simplemente fue un “loco”.

Nunca habría llegado a tener tantos seguidores. Ahora haremos un análisis de las cosas positivas dentro de la personalidad de Hitler.

Para comenzar haremos hincapié en las características básicas que debió de tener por el simple hecho de tener una inclinación tan fuerte por el arte.
• Al ser un artista,  necesariamente fue alguien dotado de la sensibilidad suficiente para hacernos ver las cosas a través de sus ojos. Y con esto trasmitirnos sus sentimientos.
• Debió poseer una amplia gama de conocimientos y dominar las técnicas de pintura a un alto grado si siquiera pensó en entrar a la academia, lo que implica mucha dedicación y estudio (pese a que le corrieron de la escuela)
• Fue un hombre tenaz, que a pesar de haber enfrentado a lo largo de su vida muchas adversidades nunca se dejó vencer.
• Fue un hombre valiente, aprendió a no dejarse llevar por sus inseguridades.
Esto lo confirma en un libro escrito por el mismo llamado (mi lucha) en donde establece los ideales del movimiento nazista y narra algunos puntos de su biografía. (checar apartado sobre documentos Nazis en el anexo B de la investigación).
En este documento Adolf dice con respecto a un mitin: “Sentiáme bastante desconcertado cuando supe que el presidente del partido para toda la Nación se hallaría presente en persona. Tuve deseos de aplazar mi declaración por algún tiempo. Sin embargo lo logré lo hice y salió realmente bien, incluso el público me ovacionaba”.

• Algunos documentos afirman que El Führer jamás visitó una ciudad bombardeada, un campo de concentración o un hospital. De hecho  se negó a ver las fotos y filmaciones de las ejecuciones de los involucrados en el atentado que hubo hacia su persona.

Este punto en específico nos habla de un Dictador completamente personificado, diferente a ese líder insensible y sanguinario que todos creíamos conocer. A su vez este hecho nos demuestra que incluso cuando siendo un Dictador, contaba con una extremada sensibilidad que ni siquiera se atrevía a poner a prueba.

Este aspecto del dictador podemos también descubrirlo a partir de sus expresiones artísticas. Las cuales con claridad nos proporcionan algunos datos de lo que quiso expresar su autor, algunos ejemplos:

1.- Pintura elaborada por Adolfo Hitler bajo el nombre de “María con el niño Jesús”

Virgen

En esta imagen podemos ver a la Virgen María abrazando a su pequeño niño. El niño parece estar cómodo en los brazos de su mamá, rodeado de plantas y disfrutando de la naturaleza.

Esta imagen nos trasmite sentimientos completamente contrarios.

Para empezar podemos ver como al estar esta pintura llena de colores brillantes, El ánimo del artista es alegre. La virgen disfrutando a su hijo nos trasmite ternura, y a la vez afecto, el niño se ve contento de abrazar a su madre, se ve en paz.

2.- “Paisaje de un lago en Austria” por Adolf Hitler

paisaje
En este cuadro, se alcanza a ver un paisaje.
En él, el artista nos transmite un sentimiento de admiración y serenidad, de claridad y comodidad. Con respecto a su entorno.

Se puede sentir la paz en la que estaba Hitler cuando pintó esto. Incluso pareciera que este cuadro fue pintado con el fin de relajarse.

3.- “Arreglo de flores” por Adolfo Hitler

flores

En esta imagen el artista nos logra trasmitir un sentimiento de vitalidad, de alegría incluso de abundancia. Podemos apreciar el encanto de Hitler por la naturaleza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s