Luis Suárez define el Clásico

 Por: Juan José Rodríguez Ortega/ Fuente: www.donbalon.com

978_635617529710161703

Una gran rivalidad.

El día por fin había llegado, el Clásico de clásicos, el Real Madrid y el Barcelona se verían las caras en la jornada número 28 de la Liga Española; el partido que desde empieza la temporada, da mucho de qué hablar. Un partido  que enfrentaba a los dos grandes de la competición: el Real Madrid (con 32 títulos de liga) y el Barcelona  (con 22 títulos). Ambos equipos buscaban sumar tres puntos importantes para la lucha por el liderato. El equipo azulgrana, llegaba en mejor momento siendo el líder y con un punto por encima de los blancos, buscando sumar otros tres puntos para encaminar la liga. El conjunto merengue, por el otro lado buscaba encontrar el buen camino después de los malos resultados últimamente, y de esa manera asentarse en liderato.

Por si fuera poco el partido tenía ese toque de morbo que incrementaba el atractivo del encuentro; pues Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, llegaban en plena lucha por el pichichi de liga. El delantero argentino –el cual llegaba en un gran estado de forma, se encontraba con una nueva oportunidad de perforar las redes del equipo capitalino, el cual suele sufrir los ataques de Messi.

El legendario estadio del Camp Nou, como ya es costumbre formó un increíble mosaico. El Barcelona después de muchísimo tiempo en el segundo lugar de la liga, recién recuperó el liderato y quería demostrar sus credenciales ante su acérrimo rival y actual campeón de Europa, el Real Madrid. El ambiente era realmente impresionante el estadio estaba repleto y difícilmente había un asiento vacío; mientras que en el coliseo catalán se escuchaba el canto, que para la afición del Barcelona se ha vuelto un himno, el famoso: “Cant del Barca”. El cual se escuchaba con gran fuerza y fervor al mismo momento que los jugadores entraban al campo.

Entonces, empezó el partido, un inicio de partido que era de esperarse. Un Barcelona que motivado por las circunstancias y por su afición realizó unos buenos primeros minutos, presionando arriba, defendiendo de manera ordenada y atacando con ímpetu.

Por el otro lado, el equipo de la capital española, se mostraba incomodo en el campo y con dificultades al momento de parar las llegadas de los tres delanteros azulgranas.

No obstante, a pesar de llegar de llegar de manera frecuente al campo madridista el equipo catalán no encontraba ocasiones claras. Hasta que en el minuto 19, se encontró con un balón parado cerca del área, la mayor debilidad del Madrid a lo largo de la temporada, Mathieu le ganó la posición a un desconcentrado Sergio Ramos y perforó las redes madridistas con un potente cabezazo imposible para Iker Casillas.

La situación del Madrid sin duda alguna no era la mejor, pero reaccionó de la mejor manera y se fue a por el empate. Después de una serie de ocasiones de gol, un disparo de Cristiano Ronaldo al travesaño. El Real Madrid anotó un gol después de una magnifica jugada colectiva que empezó Modric, el cual cedió la pelota a Benzema, para que luego éste de manera magistral asistiera de tacón a Cristiano Ronaldo. El Real Madrid respondió al buen inicio del Liverpool con un golazo en el minuto 31 del de siempre, del Balón de Oro.

A partir de ahí el primer tiempo fue un monologo blanco, el Barcelona se cayó y no tuvo respuesta alguna para el juego que realizaban los blancos. Los tres centrocampistas merengues tomaron el control del partido y manejaron el encuentro a su conveniencia; en especial Luka Modric, que regresaba después de una importante lesión, se marcó una actuación superlativa. Concluyó el primer tiempo y los equipos se fueron a los vestuarios, el partido por los momentos lo había dominado el Real Madrid.

Llegada la segunda mitad el Madrid creyó en sus posibilidades de lograr sacar el resultado. Los blancos buscaron con más orgullo que futbol, el tanto que les diera el partido. Pero el equipo de la ciudad condal, logró sin muchas dificultades, normalizar una el buen inicio de los merengues, que se vieron rezagados por el cansancio físico de sus jugadores. Un Barcelona un tanto relajado evitó que el equipo de la capital tuviera oportunidades, salvo una ocasión con un disparo fuera del área de Benzema, que el portero Bravo solventó de manera providencial.

El Barcelona, a pesar de los intentos de su rival, siguió teniendo las ocasiones claras del partido a través de los contragolpes de su letal delantera Messi, Suárez y Neymar. Y fue por medio de un balón largo ene l minuto 56 de Dani Alves a Suárez que le ganó la espalda a Pepe, que por los momentos llevaba excelente partido, el delantero uruguayo definió en un disparo cruzado y colocado para liquidar al conjunto blanco.

A partir del minuto 70 de partido, en estos momentos del partido –con unos minutos finales que sobraron- el Real Madrid no lograba crear ocasiones, pues ya no tenían recursos futbolísticos para luchar por el partido y los azulgranas ya solo buscaban acrecentar la ventaja. El partido terminó con multiples ocasiones del Barca y con un Iker Casillas, que salvó la goleada en contra de su equipo.

Finalmente, la afición del Barcelona reconoció el gran partido de sus jugadores; le agradeció cantando nuevamente el “Cant del Barca”.

El partido se decidió debido a errores muy puntuales en defensa del equipo merengue, que pagó caro por sus fallos que terminaron en goles a favor del Barcelona. El partido fue muy disputado, un tiempo para cada equipo, pero fue el Barcelona el que supo concretar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s