Un cáncer que se esparce

Por:Alejandra León Bolio

cms-image-000004612

La corrupción no discrimina www.redpaiss.com

La palabra corrupción parece ser una de las más usadas en México; en este país actúa como un cáncer progresivo que no se detiene. No somos los únicos desafortunados que lo padecemos, no hay que martirizarnos ni victimizarnos, esta enfermedad es universal y penetra hasta en las organizaciones más importantes del mundo; un ejemplo de estas es la FIFA.

Joseph Blatter, el presidente de la organización ya mencionada, se le han hecho acusaciones de corrupción. En mayo del 2015, 14 oficiales de la FIFA fueron arrestados como sospechosos en un caso multinacional de soborno más otros delitos financieros. Blatter ha sido parte de la FIFA desde 1975 y presidente por 17 años, ¿Cómo es posible que en todo ese tiempo no se haya dado cuenta que bajo sus narices, esta enfermedad se esparcía con rapidez?

De acuerdo a la BBC los sobornos que ocurrieron durante el mandato de Blatter fueron valuados en unos US$150 millones. En un comunicado de prensa el dirigente mostró su contento por la investigación que se llevaba a cabo del caso y que ésta sería de gran ayuda para “erradicar del fútbol todo activo delictivo”, ¿Que no tuvo 17 años para hacerlo?

Las acusaciones que se le han hecho a Joseph Blatter a lo largo del periodo en el que fue presidente, han ido desde mala gestión financiera (acusado por el secretario general de la FIFA, Michel Zen-Ruffinen) hasta la compra de votos para su reelección.

¿Por qué si en México tenemos el mismo cáncer que en el resto del mundo, la enfermedad ha invadido muchos más órganos aquí? La respuesta sería decir que en este lugar aún no hemos encontrado la cura. En otros países se intenta erradicar este mal y el pueblo se hace notar impidiendo que la enfermedad progrese, tal es el caso de la FIFA.

Debido a la presión que Joseph Blatter recibió por parte del público y de las autoridades, renunció a la presidencia el martes 2 de junio del 2015, tres días después de haber sido reelegido. En México se han visto pasar tantos casos de corrupción sin ser resueltos, que nos hemos hecho a la idea de que no hay solución y se ha entrado en una etapa de indiferencia que no permite que se lleve a cabo la búsqueda de la cura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s