DON’T TAKE ME HOME

por Karime Narváez

64123_617679938257985_817410664_n

El integrante de la banda, Niall Horan, tocó la guitarra y cantó de forma ejemplar durante todo el concierto

La ciudad de Londres estaba en espera al regreso de su querida banda internacionalmente reconocida por todo el mundo, One Direction. Las fanáticas, o también conocidas como Directioners, se levantaron temprano en la mañana y viajaron, algunas desde pueblos contindantes o hasta de países, a ver la banda tocar su esperadísimo concierto en el O2 Arena.

La banda, conformada por Harry Styles, Louis Tomlinson, Liam Payne, Niall Horan y Zayn Malik, llevaba planeando y tentando a las fans con una sorpresa para ese mismo evento, asegurando por redes sociales que iba a ser uno de los conciertos más especiales del año.

Las fans se amontonaban en las puertas del O2 Arena, estadio emblema de la ciudad, con gran alegría que se podría confundir con histeria total. Niñas lloraban, reían y corrían por el lugar, todas vestidas de manera similar y con marcas de la banda en sus caras y brazos.

Dentro del estadio se escuchaba un bullo de ruido que fue interrumpido al entrar Five Seconds of Summer al escenario a abrir el concierto mientras la gente seguía entrando a la arena.

De repente las luces se apagaron, la gente comenzó a gritar y un hombre de entre 25 y 30 años caminó al centro del escenario y pidió que la audiencia se callara. “¿Quién está listo para ver a la mejor banda del mundo?” preguntó con emoción antes de informar al publico que la razón por la cual este concierto iba a ser tan especial era porque la banda lo iba a usar como el concierto principal para su película, This Is Us.

Todo había cambiado. Si las Directioners planeaban en gritar y cantar junto a sus ídolos, ahora lo iban a hacer con el triple de fuerza y emoción.

Las luces volvieron a apagarse y en las pantallas aparecieron una serie de videos introductorios junto con un conteo de dos minutos que añadían emoción al asunto . En el momento cuando el número llegó a cero todas las luces del escenario se encendieron y fueron acompañadas con la melodía de Up All Night y los cinco chicos del Reino Unido quienes aparecieron en distintos lugares del escenario.

La banda cantó canciones de su primer y segundo álbum lo que cayó muy bien con las fans quienes temían, al inicio del tour, que únicamente iban a cantar canciones del nuevo disco, Take Me Home. La lista de canciones incluía hits como: Little Things, She’s Not Afraid, More Than This, Summer Love, Gotta Be You, Rock Me y el cover de la canción original de Wheatus, Teenage Dirtbag.

Si tuvieramos que describir el concierto en tres palabras iría de la siguiente forma: espectacular, divertido y personal. La conexión que tiene la banda completa con el publico es impactante. Hacen sentir a su público conectados a ellos, como que si fueran viejos amigos cantando en una reunión. Esa relación entre ellos y sus fans algo que ha sido reconocido por muchos artistas y críticos por todo el mundo.

El concierto duró dos horas que para las directioners pasaron volando. Como cierre del concierto, la banda salió por ultima vez al escenario con su primer hit y sin duda alguna su canción más famosa, What Makes You Beautiful, dejando a todo el publico con lágrimas de emoción en sus ojos y una gran sonrisa en sus labios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s