Entre libros: Mi primer día

Por: Mariana Róo / Foto: Mariana Róo

La bellísima librería Herder

La bella librería Herder

Llevo dos meses trabajando en una editorial y librería: Herder. He aprendido muchas cosas, me he divertido bastante y he pasado mis tardes de lunes a viernes rodeada de libros y libros. Qué mejor. No estoy segura si desde el primer día en que entré a trabajar supe cómo iba a ser.

Desperté cansada. La noche anterior había regresado de Acapulco a mi casa en la Ciudad de México. Eran principios de agosto. Inicio de clases, fin de las vacaciones: el infierno en la carretera. Después de un viaje de siete horas llegué a mi casa a las dos a.m. Cuatro horas para dormir, debía despertar a las seis a.m. para ir a la escuela y más tarde empezar mi primer día en el trabajo.

Estaba un poco nerviosa al despertar, no por empezar clases, 18 años de ir a la escuela ya lo tienen acostumbrado a uno. Más bien estaba un poco nerviosa por empezar a trabajar. Todo fue muy rápido. Envié en julio mi CV a la Editorial y librería Herder después de ver en una publicación en Facebook  que buscaban a un pasante. Fui a una entrevista y una semana antes del 3 de agosto, día en el que empecé a trabajar, me dijeron que me habían aceptado.

Salí de la Universidad a las 2:30 p.m. Caminé por Extremadura hacia el metrobús. Nunca había ido tan lejos sola en metrobús. Perderme era lo que más nervios me daba, y era algo muy probable pues solo había ido una vez a la librería y fui acompañada. Llevaba dos mapas que imprimí en la papelería esa mañana. Uno era de las líneas del metrobús y otro de los alrededores de la librería Herder.

Después de dos transbordos y un poco de desorientación, me bajé en Centro Médico, la estación final. Ya que salí de ésta, me desubiqué bastante. Parada en medio de avenida Cuauhtémoc no me acordaba hacia dónde tenía que caminar. Saqué mi mapa, algo nada millennial de mi parte, pero no encontraba ningún letrero en las calles que me ayudara a ubicar en dónde estaba parada. Después de unos segundos de estar perdida, decidí cruzar la calle para ver qué encontraba, o más bien, para ver si me encontraba. La fortuna estuvo de mi lado y casualmente llegué a la calle Tehuantepec, justo donde se ubica la Editorial y librería Herder. Sentí todo el alivio del mundo sobre mí después de un par de minutos donde todo estaba perdido.

Tehuantepec 50 esquina con Ures. Había llegado. Me sentía entre emocionada y un poco nerviosa por lo desconocido, pero los nervios estaban en un segundo plano. Entré y saludé a las tres personas quienes estaban en las cajas, les dije que yo era la nueva pasante, ya que solamente nos habíamos visto una vez. Me dijeron “claro, eres Mariana”. Después, uno de ellos, Sergio, me dijo que lo siguiera. Me enseñó toda la librería, que a pesar de no ser muy grande, lo que tiene de pequeña lo compensa con la enorme cantidad de libros que tiene.

Me mostraron cómo está acomodada la librería. Las repisas están divididas por las distintas clasificaciones en que se encuentran los libros, luego están en orden alfabético. Me emocionaba entrar a Herder especialmente porque tienen una gran sección de filosofía, toda una pared dedicada a filosofía.

Después entré a la bodega de la librería. Ahí estaba Liz, editora, en su escritorio y también, a un lado, se encuentra la oficina de Jan-Cornelius Schulz, el editor y dueño de Herder México. En la bodega es aún más fácil perderse entre el mar de libros. Estaba muy feliz y emocionada. Ese primer día fue una introducción a la librería Herder. El único trabajo que tuve que hacer fue clasificar unas pilas de libros que más tarde tendría que acomodar, alfabéticamente por supuesto. Salí a las 6 p.m. de ahí. Ya no me perdí de regreso a mi casa. Cuando dormí estaba contenta de volver al día siguiente a la Editorial y librería Herder y de pensar en todo lo que me faltaba por conocer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s