Pura Vida en Madrid

Por: Enrique Ruiz

Un derbi que tuvo más garra y corazón que futbol fue lo que se pudo ver el pasado domingo en el Calderón. El Real Madrid se adelantó muy temprano en el marcador con un cabezazo de Benzema, sin embargo el Atlético resurgió de las cenizas a base de fuerza e insistencia y rescató el empate en un final de alarido.

Era una noche fría en Madrid, era domingo y un gran ambiente se respiraba a orillas del rio Manzanares. ¿El motivo? Llegaba un nuevo enfrentamiento entre Merengues y Colchoneros. El derbi de Madrid volvía al Calderón y traía cuentas pendientes. El último enfrentamiento en el Calderón recordaba un trago amargo para los blancos, que habían sido derrotados por un marcador de 4 – 0. El Cholo parecía tener la receta para desquiciar y minimizar el futbol del Real Madrid.

La vendetta parecía maquinarse desde el principio para los blancos que desde el minuto 8 ya aventajaban el marcador. Un autopase de Carvajal sobre Filipe Luis por la banda derecha le permitió mandar cómodamente un centro preciso que Benzema remató de cabeza y se incrusto en la esquina derecha de la meta defendida por Oblak después de un descuido de la zaga rojiblanca. Simplemente espectacular.
Parecía que se avecinaba un aluvión para los dirigidos del Cholo que se veían desconcertados ante un gol tempranero. Sin embargo, eso no ocurrió puesto que al paso de los minutos el Atlético fue creciendo a base de garra e intensidad… el sello de la casa. El Real Madrid se fue replegando y perdió protagonismo desaprovechando el desconcierto inicial del rival para acrecentar la ventaja.
La figura del argentino Correa fue clave en la primera parte para los rojiblancos que después del gol de Benzema realizó  dos disparos que pusieron en aprietos a Keylor Navas, dejando así en claro que tiene cualidades para convertirse en un referente en el ataque del Atlético y también como revulsivo para la selección argentina.
Fue en minuto 21 cuando un error en la salida por parte de Ramos tomó mal parada a la defensa y tuvo como desenlace un penalti cometido por el mismo Ramos cuando Tiago fue derribado dentro del área grande cuando ya se enfilaba hacia la meta de Keylor. La noche parecía cada vez más oscura para el Madrid que ya estaba siendo superado por su rival y no tenía capacidad de reacción.
Griezmann se enfilo y saco un sólido disparo al palo izquierdo de Navas que el costarricense adivinó y atajó de forma espectacular silenciando el estadio y conteniendo los ánimos rojiblancos. Un lance que demostró nuevamente la gran forma del portero madridista, que jubiloso exclamó hacia el cielo, y que mantenía su portería en cero.
El resto de la primera mitad fue simplemente un choque de fuerza e intensidad que derivó en jugadas ríspidas y un futbol rocoso que no amenazó de forma peligrosa las porterías de ambos equipos. Parecía que el descanso era necesario para aclarar ideas y recuperar algo de fuerzas por el despliegue físico realizado.
Al inicio de la segunda mitad aparecería nuevamente Correa… controló orientado hacia afuera y realizó una buena conducción por el centro cerca de los linderos del área para servir un pase a Torres que cruzó demasiado su disparo. El Atlético comenzaba diferente, ahora se veía más enchufado y con más determinación que su rival.
El acecho rojiblanco continuaría durante los próximos 25 minutos sin aparente respuesta de los merengues. Únicamente un solitario zurdazo de Cristiano Ronaldo que Oblak vigiló con un suave lanzamiento fue lo rescatable al ataque durante todo el segundo tiempo. El Cholo dio entrada a Vietto por Correa lo que parecía algo extraño, algo que se acrecentó después de un falló en un remate de cabeza que era para más.
Seria hasta el minuto 83 cuando el Atlético apretó la salida, forzó un error en la salida y Jackson aprovecho para llegar a línea de fondo, sacar un centro que después de un intento de taco de Griezmann, el rebote le cayó a Vietto que perforo la red desatando la locura en el Calderón. La victoria pudo llegar de los pies de Jackson que sacó un potente disparo con dirección a portería en los linderos del área y que Navas rechazó con un espectacular lance a mano cambiada, dejando solo en alarido el grito de la afición en tiempo de compensación. Era pura vida para el Real Madrid, que pareció tener controlado el encuentro y que, un manotazo al final evitó la derrota en Manzanares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s