Venerable Concepción (Conchita) Cabrera de Armida

Por: Regina María López / Foto: corazones.org

ñok

Venerable Concepción (Conchita) Cabrera de Armida (1862 – 1937), Fundadora de las Obras de la Cruz México.

Estamos celebrando 79 de años desde que falleció la Venerable Concepción Cabrera de Armida, también conocida como Conchita Cabrea de Armida. La celebración que la Iglesia Católica calendarizó es el 3 de marzo.

Conchita Cabrera fue una devota católica mexicana,  reconocida por sus escritos místicos. Entre ellos está, “Congregación de las Religiosas de la Cruz del Sagrado Corazón de Jesús”, “Alianza de Amor con el Sagrado Corazón de Jesús”, “La Fraternidad de Cristo Sacerdote. La profundidad en sus escritos la destaca entre las mujeres mexicanas del S XX. Principalmente, interiorizó en la espiritualidad en la Cruz, la cual ella menciona que es para un camino de una verdadera entrega a Dios.

Nació el 8 de diciembre del 1862, San Luis Potosí, México, dentro de una familia acomodada. Su padre, Octaviano Cabrera Lacavex, fue un ejemplo a seguir como fiel feligrés, y cumpliendo su función de proveedor dentro de su posición sencilla. Su madre, Clara Arias Rivera, una mujer caracterizada por su generosidad y caridad, quien fue el mayor ejemplo de Conchita, pues el amor que le transmitía, lo llevó a sus hijos hasta la muerte. Fue una niña muy sencilla y traviesa, pero siempre tuvo un profundo amor y veneración a la Santa Misa. En uno de sus diálogos, menciona que “Desobedecía a mis padres, les pegaba a mis hermanos, me robaba el dulce y la fruta”, sin embargo profesaba un amor especial a la Eucaristía”.

Contrajo matrimonio  a los 21 años de edad con Francisco Armida, en la iglesia del Carmen e 8 de noviembre en 1884. Dentro de su biografía ella plasma menciona el gran amor que le tenía a su esposo, hasta el día que falleció, el 17 de septiembre de 1901. Más su amor no sobrellevó el enormísimo amor que le tenía a Dios desde muy pequeña.  Amor que heredó de su familia católica. En especial tenía un gran amor a la Eucaristía (La comunión). Iba a misa todos los días, con esa ilusión de recibir a Jesús sacramentando.

Ella decía: “A mí nunca me inquietó el noviazgo en el sentido de que me impidiera ser menos de Dios. Se me hacía tan fácil juntar las dos cosas. Al acostarme, ya cuando estaba sola, pensaba en Pancho y después en la Eucaristía que era mi delicia. Todos los días iba a comulgar y después a verlo pasar. El recuerdo de Pancho no me impedía mis oraciones, me adornaba y componía sólo para gustarle a él, iba a los teatros y a los bailes con el único fin de verlo. Todo lo demás no me importaba”.

Después de la muerte de Francisco de Armida, se dedicó a al estudio, y al apoyo del estudio de sus hijos. Y más tarde escribió sus famosas obras místicas, en dónde descubre su vocación como una consagrada laica, y plasma su apostolado de la Cruz, impulsando a aquellos que quieren entregarse al amor de la Cruz.

Fundó la consagración Sacerdotal, Obras de la Cruz, junto con Felix Rougier Olanier. Dicha orden llegó a Estados Unidos, Colombia, Costa Rica, Chile, España e Italia. Finalmente el Padre Luis Manuel Guzmán, Misionero del Espíritu Santo, funda el grupo Círculo de Espíritu Santo y de la Cruz (C.EC).

Murió el 3 de marzo de 1937, a la edad de 75 años, declarándola como “la Sierva de Dios María de la Concepción Cabrera había observado las virtudes teologales, las cardinales y las anexas a éstas en forma heroica“.  Fue reconocida como Venerable en Roma el 20 de diciembre de 1999 por Juan Pablo II.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s