Alexander Fleming: prócer de la medicina.

Por: Guillermo Leal

 

Científico oriundo del Reino Unido llevó el tema de los medicamentos, particularmente antibióticos un peldaño arriba luego de su descubrimiento.

 

Nacido en Escocia el 6 de agosto de 1881, desde pequeño desarrolló una marcada afición al terreno de la química. NO mucho después de concluir sus estudios, dio inicio a su carrera profesional en el Hospital de St. Mary, en Londres. Se gastó la vida dedicándose a la creación de vacunas e inyecciones, hasta que la tragedia de la Primera Guerra Mundial, lo frenó en seco.

 

Fungió como médico militar en Francia. En medio de las atrocidades de la guerra, Fleming quedó impactado por la cantidad de muertos por infecciones de heridas, principalmente de bala. Una vez que la guerra terminó, Fleming regresó a casa con la neta intención de encontrar un antiséptico que permitiera tratar heridas sin que esto fuera una larga agonía.

 

Accidente o no, Fleming puso en evidencia la sensacional capacidad de observación e intuición. Es recordado por uno de sus descubrimientos en particular: el hongo Penicillium notatum o mejor conocido como Penicilina. Es un moho que neutraliza de forma eficaz agentes bacterianos.

 

La grata carrera de Fleming, fue llevada a los anales de la historia de la medicina cuando le fue otorgado el Premio Nobel en 1945. Falleció en Londres, un 11 de mayo de 1955 y ahí, terminó una carrera exitosa. Fue sin duda uno de los precursores de la medicina y sus tratamientos como hoy los conocemos.

 

Guillermo Leal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s