Panem et circenses: Celebración a escondidas

fotoblog

Por: Renata Pérez de la O

Parece ser que este año la noche del 15 de septiembre será celebrada a pequeña escala. La Presidencia de la República ha anunciado una ceremonia “austera”; la aparición de Enrique Peña Nieto será menor a 8 minutos y no habrá cena de gala. La principal justificación para dichas medidas es demostrar congruencia con las disposiciones de austeridad recientemente establecidas. ¿No será que más bien nuestro mandatario busca pasar desapercibido?

Los llamados a no asistir al festejo que se llevará a cabo en el Zócalo Capitalino han sido cada vez más comunes y constantes. Los mexicanos están dispuestos a celebrar con sus familiares y amigos, pero no con el máximo representante de su país.

Es interesante que el presidente no busque ganarse a los ciudadanos con un gran evento o invitándolos a entrar a Palacio Nacional como se rumoraba que haría. Lo que llevará a cabo parece más bien una maniobra de huida.

Esto demuestra que se encuentra plenamente consciente del bajo nivel de aceptación con el que cuenta y que no podrá remediarlo con un buen espectáculo.

Esta vez, su estrategia consiste en ser congruente. En realizar la aparición protocolaria y desaparecer. Sin cena de gala, sin convivencia pública.

Las malas decisiones, recientes y acumuladas, le han costado la ruta fácil de escape y ahora no tiene más remedio que atenerse a las consecuencias. Al fin y al cabo, México tendrá al presidente que sus ciudadanos moldeen.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s