Otra fecha FIFA infumable

mexph

Por:Diego Tinoco

Llego el fin de semana y con él, el primer partido amistoso de la Selección Mexicana de futbol correspondiente a la fecha FIFA del mes de octubre. El regreso de los hermanos Dos Santos acaparaba toda la atención y más aún cuando de frente se tiene a un rival de tan poco cartel como lo es Nueva Zelanda, reconocidos mundialmente por su equipo de rugby, pero no tanto por su futbol.

La sede para el encuentro fue el modesto estadio Nissan de Nashville, Tennessee, provocando criticas ya que a pesar del alto nivel de convocatoria que suele tener El Tri, dejó una cierta desconfianza en los organizadores por el estilo de juego mostrado por parte de los dirigidos por el “Predicador” Osorio y la convocatoria que una vez más demuestra lo abaratado que está un llamado para representar al país.

Dieron las 17:30 horas y se dio inicio a la ceremonia de himnos nacionales, Giovanni Dos Santos saltaba a la cancha portando el gafete de capitán, mientras que su hermano Jonathan se bajaba de la convocatoria de último momento debido a molestias musculares. Con ritmo semi lento avanzaban las acciones, ninguno de los dos equipos proponía ni presentaba variantes al frente, se podía escuchar un burdo intento de despertar a la afición con la grabación del “Cielito Lindo” en el estadio y fue hasta el minuto 29 que tras una falta sobre Hirving Lozano el silbante decidió marcar un penal a favor de los mexicanos.

Fue “Gio” el que se encargó del cobro de la pena máxima y con una sublime ejecución mandó al frente a los dirigidos por el “Predicador”. A pesar de la anotación la tónica del encuentro se mantuvo e incluso el juego de los mexicanos fue empeorando a tal grado de que al minuto 46, apenas empezando la segunda mitad, el neozelandés  Marco Rojas mandó al fondo de las redes un balón perdido en el área del arquero Jesús Corona. A partir de ese momento los mexicanos recuperaron un poco la forma de juego que tenían antes del descanso y tan sólo diez minutos después haber encajado el empate, Marco Fabián se encargó de poner adelante a su equipo tras una jugada talentosa de Oribe Peralta.

El partido después de ese gol murió por completo, ninguno de los dos equipos quiso seguir atacando y fue más de uno el que comenzó la rechifla para que el árbitro se animará a pitar el final del partido.

No se le puede reclamar a Juan Carlos Osorio por los resultados obtenidos, pero se le puede echar en cara el estilo de juego tan pobre que ha presentado la Selección Mexicana ante los ya clásicos rivales de los partidos amistosos donde se busca el negocio antes que la calidad del rival.

Faltaron la mayoría de los jugadores que militan en Europa y es muy extraño que con el hexagonal final de la CONCACAF en puerta no se haya hecho una convocatoria adecuada para dichos amistosos. México se enfrentará a Estados Unidos el 11 de noviembre y el 15 de noviembre a la selección de Panamá en busca de un boleto para asistir al mundial de Rusia 2018 y de no cosechar los tres puntos en ambos partidos, el “Predicador”, podría tener los minutos contados al frente de la selección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s