Un clásico tenso

Por: Andrea Montiel/ Fotografía: mexico.as.com

partido

Disputa por el balón

Un clásico; el partido América-Pumas del 25 de septiembre disparó emociones y porras desde antes que comenzara el juego. Sin más ni menos, el Estadio Azteca prendió las luces de sus instalaciones y recibió a todos los aficionados junto con la porra de Las Águilas, listos para comenzar a las 21:00 horas.

Desde tres horas antes, los aficionados se dirigieron al Estadio Azteca y su periferia se encontraba atascada de coches desde esas horas. Una vez dentro, las gradas se desbordaban con gente de ambos equipos, claramente predominaba la porra del América, pero la de Pumas no se dejó vencer.

“¡Vaaaaaaaamos! ¡Vamos Ameeeeeeerica!”

“¡Goya, goya, cachún, cachún, ra ra, cachún, cachún ra ra, Gooooya universidad!”

Estas son las porras que sonaban a todo pulmón e invadían la acústica del estadio.

Dieron las 21:00 horas y el partido comenzó. Entre pases y dribles, llegó Pablo Aguilar en el minuto tres y ¡anotó! ¡Primer gol para El América! Nadie lo podía creer, apenas estaba comenzado el partido y Las Águilas ya llevaban la ventaja, pero, esperen, llegó el minuto cinco y William anotó otro gol para El América. La afición se volvió loca, nadie lo podía creer, los Pumas gritaban a reventar que era falta, que era fuera de lugar, que no podía estar pasando esto.

La afición de Pumas bajaba la emoción, pero no su guardia; entregando todo en la cancha, los jugadores decidieron no darle más ventaja a Las Águilas y así fue como dominaron el balón por el resto del primer tiempo. Se acercaba el minuto 45, el final del primer tiempo y ¡Gol de Pumas, gol de Britos! Un gol que le devolvió la esperanza a La Rebel tras un tiro de esquina que les dio el primer gol en el minuto 44.

Después de dos minutos de tiempo extra, los equipos se retiran a los vestidores para el medio tiempo y es así como se cuenta cómo va el partido. Con dos tarjetas amarillas en el juego para Verón de Pumas y William del América, 10 disparos al arco y un 60 por ciento  de posesión del balón por parte de los Pumas, el partido se encontraba tenso por ver si el equipo de La Rebel empataba al equipo de La Monumental.

Con cambios de jugadores, gritos, quitadas de aliento y muchas porras entre los aficionados, el segundo tiempo no fue digno de ningún gol más, pero Pumas estuvo atacando constantemente al arquero con disparos de fuego. Para el final del partido y después de los cinco minutos de compensación que propuso el árbitro, culminó el partido con una derrota para Pumas; 2-1 favor América.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s